Una mujer policía pidió ir al baño de una cochera, se le cayó el arma y murió

La bala ingresó por el glúteo derecho. Investigan si se trató de un suicidio o si fue accidental.

Un increíble hecho sucedió este domingo en el barrio de Constitución cuando una policía pidió ir al baño en una cochera y murió tras recibir un disparo. Según la primera información, a la oficial se le habría caído el arma y el disparo se habría producido de forma accidental. Sin embargo, la causa está caratulada como “averiguación de suicidio” pero no se descarta que se haya tratado de un accidente ya que la bala ingresó por el gluteo derecho.

Eso pasó este domingo en la calle Brasil al 800, casi esquina Tacuarí, barrio de Constitución. Según informó el diario Clarín, la mujer pidió ir al baño en un estacionamiento. A los pocos segundos de entrar, se oyó un disparo. Cuando el empleado fue a ver lo que había pasado, la agente agonizaba y a los pocos minutos moriría.

Las fuentes identificaron a la víctima como Gisela Daiana Zapata, de 29 años. La mujer, que había sido traspasada de la Policía Federal Argentina (PFA), tenía un bebé de poco más de un año.

Todo sucedió alrededor de las 10.30 cuando la oficial, quien cumplía funciones como consigna en una propiedad ubicada en la calle Tacuarí 1581, se acercó al estacionamiento de Brasil 881, para pedir ir al baño.

Tras el disparo, la agente pidió ayuda a los gritos. Cuando llegó una ambulancia del Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME), constató que Zapata no tenía signos vitales.

De acuerdo a los investigadores, el disparo ingresó por el costado de la nalga derecha de la oficial.

El hecho es investigado por la Fiscalía Criminal y Correccional 57, a cargo de Anselmo Castelli, quien ordenó que las pericias sean realizadas por la Gendarmería Nacional Argentina (GNA).