COVID-19: “Es arriesgado decir que para diciembre o el primer trimestre del 2021 la vacuna podría estar lista”

En los nueve meses que ya lleva la pandemia del coronavirus en el mundo nos hemos acostumbrado al seguimiento cotidiano de los números: de contagios, de muertos, de recuperados, de camas de terapia intensiva y de respiradores disponibles.En las últimas semanas, una nueva carrera se ha sumado a nuestras listas de seguimiento: la de los avances de la vacuna contra el coronavirus.

Pese a que generalmente el desarrollo de una vacuna implica un proceso complejo que toma años, la crisis global abierta por el Covid-19 ha empujado a los gobiernos, las autoridades científicas y a las empresas privadas a dedicar recursos de forma nunca antes vista.

En enero se descifró el genoma del SARS-CoV-2. Las primeras pruebas en humanos comenzaron en marzo, pero el camino por recorrer sigue siendo incierto. Algunas pruebas fallarán y otras pueden finalizar sin un resultado claro. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), actualmente hay en desarrollo más de 175 vacunas en todo el mundo, de las cuales 41 ya están siendo probadas en humanos.

Fabian Victorio, un neumólogo uruguayense, dialogó con LT11 acerca de la proximidad a una vacuna. El profesional destacó “La ciencia de basa en la evidencia, no es una cuestión de fe. El distanciamiento social, el lavado frecuente de manos, el uso de alcohol en gel y barbijo es lo que se impone hoy por hoy. Tenemos que apuntar al desarrollo de una vacuna con suficiente evidencia que avale el uso del producto y para eso se necesita tiempo”.

“Es muy arriesgado decir que para septiembre, octubre, diciembre o el primer trimestre del año que viene podría estar lista. Hay pasos que no se pueden obviar. Si a una persona le aplico una dosis de vacuna y tarda en generar anticuerpos doce meses, tendrán que pasar doce meses para medirlo. No hay forma de saltear los tiempos” agregó.

Por otro lado comentó “Desde la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria, estamos haciendo una evaluación crítica de las diferentes terapias que se fueron postulando a lo largo de la pandemia por COVID-19 y la verdad es que hasta el día de hoy, ninguno de ellos ha demostrado ser eficaz para el tratamiento especifico de la infección, solamente han surgido un par de terapias para contrarrestar las complicaciones que derivan del virus”.

“Hoy por hoy no existe la evidencia suficiente ni para indicar ni para no indicar el uso del plasma por ejemplo; eso se está investigando. Actualmente se está desarrollando un trabajo muy serio e importante en el Hospital Militar del cual todavía no hay resultados para saber si es una terapia que sirve o no. El día de mañana cuando salgan los resultados, se publiquen los estudios, pase el tiempo y aumente el número de pacientes tratados ahí vamos a saber si sirve o no sirve. Hoy no podemos decir que es un tratamiento que debe ser indicado si o si, pero tampoco hay evidencia para decir que no” señaló Victorio.

Finalmente el neumólogo explicó “Creo que en Argentina los recaudos se han tomado de manera correcta y se ha preparado el sistema para la peor situación. Pero, convengamos que ningún país, ni siquiera los más avanzados están preparados para un aluvión de pacientes en condición crítica”. (lapiramide.net/AlejandroFrancia)