Le entregaron en una caja los restos de su abuelo desaparecido

“Un año y 8 meses esperándote y buscándote y te entregan como si no fueras nada”, cuestionó la nieta del fallecido.

Su abuelo desapareció el 10 de enero de 2019 en el barrio de las 250 Viviendas de la ciudad de General Roca, en Río Negro.

Tras hallarse unos restos óseos en un basural, a mediados de agosto pasado el Laboratorio Regional de Genética Forense determinó que pertenecen a Luis Sosa, según informó en ese momento el Ministerio Público Fiscal.

En medio del dolor al confirmar tan infeliz final, la familia del hombre de 78 años sufrió el destrato de recibir los restos en una caja de cartón.

“¿Se puede ser más basura?”, se indignó Verónica, la nieta del fallecido, al compartir la imagen en redes sociales.

“Un año y 8 meses esperándote y buscándote y te entregan como si no fueras nada”, cuestionó la joven, quien en su momento participó en marchas para reclamar la aparición de su familiar.

En su publicación, Verónica manifestó su enojo hacia los funcionarios: “Se enteren todos la clase de MIERDA que tenemos en el poder judicial. Somos solo un número para ellos, y los que no nos callamos somos molestia”.

“A Luis Sosa lo hicieron desaparecer! Luis Sosa no se dejó morir en un basural. Luis Sosa no es un pedazo de cráneo. A Luis Sosa le pasó algo”, añadió la joven al criticar el desarrollo de la investigación.

Además Verónica reclamó a los fiscales que sigan trabajando: “no voy a parar hasta saber qué le pasó a Don Sosa, mi abuelo. Y cuando lo sepa no van a saber dónde meterse”.

“Sigo con los restos de mi abuelo en mi casa porque hubo un error, no hicieron el certificado de defunción y no puedo llevarlos al cementerio. ¿Qué más me van a hacer, es increíble”, añadió la mujer en declaraciones a rionegro.com.ar.

Fuentes del Poder Judicial confirmaron a es emedio que la entrega de los restos y la elaboración de los certificados de defunción es responsabilidad de Cuerpo Médico Forense.

(telefenoticias)