Amenazas al fiscal que investiga una megabanda delictiva: “Es un claro acto de entorpecimiento a la investigación”

El fiscal Francisco Azcué, quien lleva adelante una investigación contra una banda delictiva que opera organizadamente en Concordia, indicó que “se ha iniciado una causa a raíz de la publicación de este video” y que se demostró que los dichos del imputado “son todas falsedades”.

Explicó, además, que en una audiencia se demostró que las amenazas fueron un “claro acto de entorpecimiento a la investigación”, por lo que el juez hizo lugar al pedido de la Fiscalía y dictó la prisión preventiva en la unidad penal, por 45 días, para el acusado.Cabe recordar que Omar Facundo Mazaira Silveira, imputado por integrar una asociación ilícita en Concordia con la protección de policías corruptos, viralizó un video donde dijo que el fiscal y el policía que lo investigaron quisieron coimearlo. También dijo que debían cuidarse, según consignó el diario Uno de Paraná en ese momento.

Pedido de coimas

La investigación, que se inició hace mucho tiempo, derivó en detenciones, en allanamientos y Mazaira Silveira se le imputó haber tomado parte de una de las células de la asociación ilícita, recordó al inicio de la entrevista.

Este hombre viralizó un video donde dijo que el fiscal y el policía que lo investigaron quisieron coimearlo y, por el impacto público de la denuncia, se abrió una causa donde se demostró que las acusaciones eran falsas y, por las amenazas proferidas en la grabación, el juez de Garantías Mario Figueroa envió al delincuente a la cárcel con prisión preventiva por 45 días.

El fiscal Azcué manifestó, respecto a lo que Mazaira Silveira dice en el video sobre el oficial Duarte, “que le pidió $10 mil pesos, se corroboró que eso no es cierto”. Y explicó que “hay un audio anterior a ese video, donde esta persona le cuenta a otra que cuando vio que la Policía llegó a hacerle el allanamiento escondió ese teléfono. O sea que difícilmente se le pueda pedir dinero por algo que no se encontró”.

Además, sostuvo que el funcionario policial “es super honesto, un hombre derecho, que trabaja, que no mira para otro lado… Él fue quien inició esta causa, justamente por no ser cómplice de otros policías y personas que cometían delitos; él fue quien me puso en conocimiento a mí de esto y con él pude hacer esta investigación”.

En este sentido, agregó que “si bien hay policías que cometen delitos, como estos que estamos investigando nosotros, ellos son la excepción; la mayoría son personas con vocación de servicio, que entregan su vida justamente para hacer cumplir la ley”. Y agregó: “Son grandes profesionales los que tenemos en la provincia; hay excepciones, como en todos lados, pero esos son la excepción”.

Por otro lado, aclaró también, ante la acusación de que el propio Azcué le había pedido dinero, “eso también se probó que es falso, porque en el momento en que se lo trajo a la Fiscalía estaba su abogado presente, estuvo todo el tiempo presente. Y este abogado declaró inclusive en esta causa y manifestó que eso es falso, que él estuvo todo el tiempo presente y que nunca nadie le pidió nada. Se le imputó el delito, se le dio a conocer la prueba y se lo llevó a la Policía, como se hace siempre”.

Además, “se demostró que yo no llevo causas de drogas, porque él dice que un testigo mío me da información para que detenga a personas que venden estupefacientes. Mi unidad no lleva causas de droga, jamás investigué ni metí preso a venda estupefacientes porque eso lo lleva otra unidad”, aclaró.

Por otro lado, afirmó que “también se demostró en una audiencia, con el acta de allanamiento de ese famoso prostíbulo, que ese lugar estaba cerrado cuando se hizo el allanamiento. Tuvieron que tirar la puerta abajo. Aparte tampoco sabíamos quién era el dueño, después cuando declararon testigos pudimos saber quién era la dueña y se pidió una orden y el juez ordenó la detención de esa persona”, dijo.

“Todo eso tuvo la intención de ensuciarnos, de desacreditarnos, pero creo que no lo consiguieron y espero que la gente lo sepa y esté tranquila de que trabajamos dignamente, honestamente y que vamos a seguir adelante”, concluyó el fiscal.

Fuente: El Entre Ríos