Echó a su madre de 76 años a la calle con una frazada porque “se volvió desagradable”

Una anciana fue desalojada en plena cuarentena por su propia hija. El indignante caso llevó a la intervención del municipio por el maltrato que recibió la víctima.

Una mujer dejó en la calle a su mamá de 76 años en la zona de Linares, al sur de Chile. Apenas la dejó con una maleta y una frazada en plena cuarentena, lo que derivó en la intervención de la comuna como querella de la anciana en una causa judicial por maltrato y abandono.

El lamentable episodio surgió a la luz el pasado viernes, cuando en las redes sociales se viralizó la foto de Adriana Lagos, una mujer de 76 años tirada en la calle.

María Fernanda Marchant, quien expulsó a la anciana del inmueble, dio sus justificaciones al ser consultada por el equipo periodístico del matinal de Chilevisión.

“Con mi mami ya estábamos teniendo problemas hace mucho rato, se puso no sé si la palabra es agresiva, pero desagradable, no era la misma persona. Ya no estaba comiendo, me empezó a preocupar, le digo a mi mami, esto no da más, te tienes que ir, levántate, haz tus maletas, no quisiste compartir, fuiste mala madre, mala abuela”, contó la mujer.

Sin embargo, la anciana tiene otra versión de lo ocurrido: habló de maltrato y violencia contra su persona.

“Mi hija abre la puerta del dormitorio como nerviosa, con los ojos saltones, no sé, como nerviosa, y me empieza a sacar las frazadas, las tira y yo me quedo sentada porque estaba tejiendo en la cama, le digo ‘hija, qué pasa’ y no me dice nada. Me tira el brazo para un lado de la cama, levanto las brazos para que tome bien, pero no me habla nada, la cosa es que salgo del living, al jardín y me lleva al pasillo y me deja en la vereda de la casa y quedo ahí sentada y me cierra la reja”, relató la víctima.

Según las dos hermanas mayores de María Fernanda, ella quería matar a su madre. Por ejemplo, Ivette Marchant sostuvo que “le bajó la dosis de alimentos, no le dio sus medicamentos”.https://d-32096032482665803077.ampproject.net/2008290323002/frame.html

Mediatizado el conflicto familiar, y ante la indignación pública en el país trasandino, el alcalde Mario Meza señaló que “como municipio no vamos a permitir que pasen a llevar sus derechos, ellos son la fuente de la experiencia y se merecen todo el respeto, no solo de sus hijos y familiares, si no de todos los linarenses”.

Anticipó que van “a reunir todos los antecedentes judiciales y nos querellaremos respecto de quienes ejercieron violencia intrafamiliar en contra de ella, además la apoyaremos a ella y su familia con todo lo que soliciten para mejorar la calidad de vida de Adriana”.

En tanto, desde el Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama) en el Maule, la coordinadora regional, Patricia Labra, detalló a BioBioChileque Adriana Lagos “había pasado menos de una hora en la calle y que había sido acogida por una vecina”, por lo que le dieron inmediata asistencia.

“Se nos ratificó que la adulta mayor se encuentra al cuidado de otra de sus hijas actualmente y se va a trasladar en los próximos días a residir con ella a la comuna de Maipú (…) Ella tiene redes familiares presentes que son otras hijas”, añadió.

“Se gestionó (…) a través del departamento de salud comunal una evaluación completa de salud para poder determinar el estado general de ella tanto en lo físico como en lo psíquico, para determinar si existe algún deterioro cognitivo”, cerró. (losandes)