Gran gesto: lo recaudado por el cuadro de Romina Yan fue para un niño que se quemó completo y perdió a su mamá

El artista plástico encargado de la obra, Lukas Nicolino, donó el monto a Aaron, un nene con una historia impactante y trágica.

La partida de Romina Yan hace algunos años y de manera repentina causó gran dolor en el mundo del espectáculo y entre sus fanáticos de ficciones infantiles como “Chiquititas”.

El último 5 de septiembre, la actriz habría cumplido 46 años y a su hijo mayor, Franco Giordano, se le ocurrió una maravillosa idea: mandar a hacer un cuadro de su querida mamá para obsequiárselo de sorpresa a su abuela, Cris Morena.

Lukas Nicolino (38) fue el artista plástico elegido, quien en tiempo récord hizo magia con los pinceles y logró concretar el pedido para el sábado 5. Ese día, Franco tocó el timbre en la casa de Cris y le dio la emocionante sorpresa.

En su cuenta de Twitter, la exitosa productora compartió un video en el que muestra la obra de arte y escribió: “Gracias Fran, gracias Lukas, gracias familia querida y gracias a todos por el amor de ayer y el de todos los días. Por siempre #ViveRo”.

Y agregó: “Aquí estamos con Franco y con mucha emoción porque les quiero mostrar este maravilloso cuadro. Es de mi hija, de tu mamá, que me regaló hoy Franco por ayer, por el cumpleaños de Ro… Uy, me voy a emocionar. Es bellísimo y les quiero contar un poco la historia de Lukas, que fue el que lo pintó. Se comunicó con Franco porque quería hacer un cuadro de Ro para mí y así fue. Franco decidió hacerme un regalo para el día de ayer, que era el cumpleaños de Ro y me lo regaló. Me lo trajo recién ahora y es muy emocionante. Es demasiado fuerte ver a mi hija así, tan el alma de ella y su cara. Y saber que Lukas empezó a pintarlo hace poco y me parece increíble, así que gracias Lukas. Un beso enorme, es el mejor regalo del mundo”.

En una charla con Pronto, Lukas Nicolino dio detalles de cómo se gestó la idea de inmortalizar a Romina Yan a través del arte y la causa benéfica que tuvo como fin último.

“Un día me escribió Franco (hijo de Romina) y me preguntó qué idea tenía. Yo le dije que era obsequiarle a Cris un retrato de su hija pero sinceramente no quería que sea algo chocante ni quedar invasivo. Luego me contó que estaba próximo a ser el cumpleaños de Romina y que Cris estaría feliz que lo hagamos. Así arrancamos”, comenzó diciendo el artista.

Ante la consulta sobre lo que sintió cuando la productora publicó el video agradeciendo su cuadro, Lukas destacó: “Sinceramente, si te tuviera que describir con palabras lo que sentí cuando vi el agradecimiento de Cris y de Franco, porque él hizo uno también en su Instagram, creo que le quitaría valor a lo que realmente sentí. No encontraría las palabras para describirlo, de orgullo, felicidad, alegría. Imaginate: una madre emocionada diciendo que vio el alma de su hija en una obra mía y el hijo emocionado al lado… Es indescriptible, no encuentro las palabras.

Luego habló sobre su gran gesto: donó el dinero que recibió por la obra a Aaron, un nene que sufrió quemaduras en todo su cuerpo tras el incendio de su casa y en la que perdió a su mamá. “Por el hecho, su cuerpo y su carita se quemaron íntegramente. Perdió las dos manos y tiene problemas neurológicos por la inhalación del humo. Le quedó un trauma enorme por la situación vivida”, expresó.

Y continuó: “Cuando leí sobre su historia, se lo mostré al hijo de Romina y también se conmovió. Doné la totalidad del valor de la obra, que es un monto más que importante y me puse a recaudar más dinero de familia y amigos porque las necesidades que tiene son impresionantes. Hasta pasta de dientes necesitaban, para que te des una idea”. (losandes)