La CGT uruguayense se refirió al conflicto policial bonaerense

Durante todo este tiempo hemos vivido diferentes movidas desestabilizadoras, pero siempre los argentinos supimos defender el “nunca más” para que en toda su dimensión jamás vuelva, pareciera verse que la derecha entregadora y antipatria no solo no se contenta con no defender la vida ante la pandemia que vive el mundo sino que aue ahora insólitamente genera y fogonea la sedición llevada adelante por algunos pocos efectivos policiales que han confundido un justo reclamo salarial con el apriete uniformado y armado al Presidente Alberto Fernández en el día de ayer.

Bien decía una pancarta que exhibían los reclamantes, “no es momentos para tibios” y levantamos esa frase como pueblo porque nos pertenece al habernos marcado la historia con sangre de civiles inocentes que cayeron defendiendo sus derechos; seguro que no es momento para tibios…..pero para defender las instituciones y un gobierno democrático legítimamente elegido por el pueblo, que ha decidido gobernar para la gente y no para unos pocos como lo hicieron los que hoy se llaman a silencio, especulando hasta con el deber de defender la democracia. Vemos como siniestros personajes, que escondidos desde sus bankers incitan a la violencia poniendo en juego la paz social y provocando a un pueblo que conoce de sus mañas y de sus oscuros intereses.

Como entidad representativa de los trabajadores, avalamos el reclamo de mejoras salariales, pero estamos muy atentos al ver quiénes y cómo lo efectúan, respetando el orden democrático y sin violencia; tenemos plena conciencia que un reclamo efectuado poniendo condiciones como sucedió ayer, con efectivos uniformados y armados, sin tener voluntad de acceder al diálogo, constituye en todos su términos al delito de sedición, que debe ser duramente sancionada hasta con la expulsión de la fuerza.

Desde nuestra Regional Uruguay de C.G.T., repudiamos cualquier movida que asemeje al golpismo y entorpezca la paz social; acompañamos y apoyamos al Gobierno Nacional de Alberto Fernández, como así también al del gobernador Axel Kicilof, y a cuanto gobernador sea apretado por estos grupos que pareciera quieren volver a tiempos que ya no tienen cabida en nuestra sociedad.

Cerramos este documento con las palabras de nuestra Eva quien decía sabiamente “No hay nada que sea más fuerte que un pueblo, lo único que se necesita es decidirlo a ser justo, libre y soberano”.

Consejo directivo CGT Reg. Uruguay