Policía advirtió una situación irregular y evitó que una mujer fuera estafada

Una mujer estaba a punto de realizar una trasferencia bancaria en un cajero automático y ser víctima de una estafa telefónica, cuando una agente policial advirtió la situación y evitó que la mujer fuera engañada.

El hecho sucedió este miércoles, cuando una agente advirtió que en un cajero automático de la localidad de Feliciano una señora, que estaba acompañada por su hija, mantenía una conversación telefónica.

Se encontraba operando una de las terminales, siguiendo instrucciones que le daban desde un celular. La uniformada se acercó para recordarle que está prohibido el uso del teléfono en la entidad bancaria. En ese momento, la mujer manifestó que estaba por realizar una transferencia de dinero.

Ante la posibilidad de que estuviese siendo víctima de una estafa, la policía consultó si estaba hablando con algún familiar y se encontró con un número privado, por lo que rápidamente canceló la operación.

Fuente: Realidad Regional