Impuestos a la riqueza: “Puede ser pan para hoy, pero será hambre para mañana” dice Benedetti

La exposición del diputado radical se centró “en el impacto negativo que el denominado Impuesto a las Riquezas tendrá en todos aquellos sectores que tienen la posibilidad de invertir, y que generan actividad económica y empleo”.

El diputado nacional Atilio Benedetti (UCR) expuso en la Comisión de Presupuesto y Hacienda acerca del proyecto que establece un aporte solidario sobre las grandes fortunas.

Consideró que “se trata de un nuevo impuesto” que tendrá un impacto negativo en todos aquellos sectores que tienen la posibilidad de invertir, de generar actividad económica y empleo. Este aporte implicará “pan para hoy, pero hambre para mañana”, advirtió.

En la reunión de la comisión legislativa en la que se está debatiendo el proyecto que se titula “Aporte solidario y extraordinario para ayudar a morigerar los efectos de la pandemia”.  Benedetti hizo uso de la palabra. Sostuvo que “a todas luces se trata de un nuevo impuesto” y advirtió sobre el riesgo de que la excepcionalidad se convierta en normalidad: “Muchos impuestos se implementaron por única vez, pero llegaron para quedarse”, dijo. En tal sentido, mencionó el Impuesto al Cheque y el Impuesto a las Ganancias, que data de la década del 30.

“Creo que es una muy mala señal para quienes creemos que en la Argentina la pobreza se reducirá cuando haya más empleo, más empresas que inviertan y se pueda ir saliendo de este círculo clientelar en el que cada vez más personas dependen de la ayuda del Estado”, afirmó Benedetti.

“Entiendo que este proyecto se enmarca en una emergencia, pero creo que todo lo que se implemente tiene que tender a un objetivo: que todos los ciudadanos argentinos tengan la posibilidad de tener un trabajo digno”, manifestó, al tiempo que consideró que esta iniciativa atenta contra quienes generan empleo.

El proyecto determina que las personas con un patrimonio superior a los 200 millones de pesos deberán afrontar este aporte: “Esa cifra equivale a un millón y medio de dólares, monto que es superado ampliamente por muchísimas pymes que están soportando múltiples dificultades”, señaló.

En tal sentido, el diputado Benedetti manifestó que, tal como está planteado, “habrá un sinnúmero de actividades y de personas que son las dueñas de emprendimientos y empresas, que van a tener que pagar este impuesto”.

Puso como ejemplo que en Chile se está discutiendo un impuesto a quienes tienen un patrimonio de 22 millones de dólares, pero acá esa cifra se reduce a 1,5 millones y “va a terminar afectando a todos aquellos que tienen posibilidades de invertir y que están haciendo un enorme esfuerzo para soportar los efectos de la pandemia”.“En estas circunstancias este impuesto puede ser pan para hoy, pero será hambre para mañana, por lo que no vamos acompañar este impuesto que claramente afecta a la generación de trabajo”, afirmó el legislador. (elmiercolesdigital.com.ar)