Paranaense denunció a su tío cura por abuso sexual: “Era como un padre para mí”

Sergio Decuyper denunció ante la Justicia que su tío sacerdote, José Francisco Decuyper, abusó sexualmente de él cuando tenía alrededor de 5 años. “Fue en Puiggari, mi tío realizó el abuso con penetración”, declaró a Elonce TV.

El sacerdote José Decuyper fue denunciado ante la Justicia por abuso sexual, por su sobrino Sergio Decuyper, paranaense radicado en España.

“El abuso ocurrió cuando era pequeño, tenía entre cinco y seis años. Fue un abuso muy violento y se quedó encapsulado en mi mente, como parte un mecanismo de defensa”, indicó Sergio Decuyper a Elonce TV.

En este sentido relató: “Sin embargo, siempre tuve síntomas, a medida que fui creciendo tuve muchas rabietas, complicaciones en mi desarrollo afectivo, migrañas, etc”.

Situación de abuso

“Lo peor lo pasé en estos últimos 18 meses cuando en el 2019 recordé la situación de abuso. Luego de muchos años de terapia rememoré el momento exacto en el que ocurrió el hecho”, resaltó Decuyper.

Según declaró “el abuso fue en la casa de mis abuelos en Puiggari, donde mi tío realizó el acto de penetración por lo que recuerdo”.

La victima manifestó que al recordar el abuso tuvo que recurrir a un psiquiatra para poder sobrellevar la situación.

“Ahora que lo puedo expresar con palabras me da salud, pero durante todo mi desarrollo afectivo no pude contarlo y no comprendía lo que me pasaba”, mencionó.

Y continuó: “Durante mi adolescencia tuve mucho contacto con mi abusador, en parte hizo muchas veces de padre, me regalo mi primera computadora, no era consciente que él había sido mi abusador”.

Decuyper relató que su tío ya era sacerdote cuando ocurrió este hecho, y que ya tenía más de 15 años de celibato, “ahora tiene 85 años está retirado de la vida sacerdotal”.

El encuentro con su tío

La victima mencionó que en 2019 lo volvió a ver a su tío que estaba internado en la Clínica Modelo: “cuando lo vi no me conoció porque tiene alzheimer, pero lo abracé y le dije que lo perdonaba por lo que me hizo, fue un momento muy emotivo”.

En este sentido sostuvo: “Muchos me preguntaban porque lo denuncie si ya lo había perdonado, pero les explique que son cosas distintas”.

El papel de la Iglesia y su visita al Papa

“Desde la Iglesia me pedían que no denuncie porque mi tío ya estaba enfermo, y no era peligroso, pero decidí denunciar ahora”, manifestó la víctima.

Además, contó que “le mande una carta al Papa cuando logre visibilizar la situación de abuso. Él me llamó por teléfono y en un primer momento me aconsejó silencio. Fue el primero que me creyó, y me dijo que me iba a costar dos años de terapia”.

“El Papa Francisco me aconsejó no contárselo a nadie ni siquiera a mis padres, y hablamos sobre el perdón”, sumó Decuyper.

A su vez declaró: “En una oportunidad supe que el obispo de Paraná iba a ir a Roma y decidí viajar hasta allá, luego de mucha insistencia, logré verlo al Papá”

“El 4 de mayo Francisco me recibió en su casa de Casa Santa Marta y de ese encuentro salí muy mal, porque los consejos que me dio eran sobre perdonar”, dijo.

“Fue terrible, me hicieron sentir culpable, es muy duro porque soy católico y creo en el amor de Dios, y hay una parte de esta Iglesia que está mal, porque a las victimas las catalogan como si están haciendo escándalo y atacando a la institución”, declaró.

La denuncia

Sergio Decuyper, denunció a su tío por abuso sexual ante los fiscales Leandro Dato y Fernanda Ruffatti, de la Unidad Fiscal de Violencia de Género y Abuso Sexual del Poder Judicial.

Sobre el procedimiento informó que “me dieron la posibilidad de hacerlo online y tuve todas las garantías, la causa se abrió el sábado”.

“El acompañamiento de la Justicia fue perfecto, está funcionando muy bien, Leandro Dato me asesoró mucho. Si bien la causa se abrió el sábado y todavía resta determinar cómo continúa la causa contra mi tío. Además, hago responsable la Iglesia Católica”, manifestó.

Su experiencia personal

“Fueron momentos muy duros, durante la terapia me separé y asumí mi homosexualidad”, relató.

Sobre su familia declaró: “En mi familia esto impactó negativamente, ellos están haciendo el proceso que me costó tantos años. Ellos no tienen la culpa que mi tío me haya abusado, sino que son víctimas también”, contó Decuyper.

A pesar de todo, la victima expresó que “me siento un privilegiado porque pude hacer un proceso sano, tuve mucha contención por parte de mi exesposa y amigos, fue algo que me costó toda la vida”.

“Tengo noticias de que mi tío era abusador, me llegaron rumores que un chico fue abusado y no quiso denunciar”, aseguró.

“Tenía la esperanza que la Iglesia me acompañara a hacerlo público, porque pensaba que tal vez había otras víctimas y tienen que pedir ayuda, porque es terrible vivirlo solo”, dijo.

Al finalizar Sergio Decuyper manifestó: “Somos todos víctimas de una mala educación de la Iglesia, porque nos hace cometer barbaridades” .