La nena de 12 años que estaba embarazada dio a luz a un bebé prematuro

El parto se produjo cuando la criatura cursaba el séptimo mes de gestación. El recién nacido permanece en el área de neonatología. Ambos se encuentran en buen estado de salud.

La nena de 12 años que quedó embarazada a causa de un hecho de abuso registrado en la localidad santafesina de Casilda dio a luz a un bebé de siete meses de gestación y ambos se encuentran en buen estado de salud.

Así fue confirmado desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA) de Casilda donde se lleva adelante la investigación del caso que está en manos del Fiscal Emiliano Ehretm indica La Capital.

Tras recibir las primeras atenciones en el Hospital San Carlos de Casilda, la chica fue derivada al Centenario de Rosario donde finalmente nació su hijo.

Si bien no surgieron complicaciones durante el parto, el recién nacido, al ser prematuro, aún permanece en observación en el área de neonatología.

El nacimiento se produjo ya hace unos días, pero recién trascendió en las últimas horas, aunque sin darse a conocer mayores detalles con el fin de preservar la integridad de la niña que está siendo contenida por un grupo de profesionales del efector público rosarino.

En tanto, el equipo de Niñez de Casilda, que viene realizando el seguimiento del caso desde que fue denunciado hace apenas un mes, evalúa los pasos a seguir con la vista puesta en el resguardo de la nena una vez que reciba el alta médica junto a su hijo.

Hasta ahora la menor sigue bajo el cuidado y acompañamiento de su progenitora, pero no se descarta, aunque no fue confirmado, que pueda ser aislada de su núcleo familiar para una mejor protección.

Al respecto, especialistas consultados coincidieron en señalar que “lo ideal sería sacarla de ese ámbito no solo para protegerla sino para evitar que se sienta influenciada y así pueda poner en palabras lo que realmente sucedió”.

El caso tomó estado público hace pocas semanas a través del Colectivo de Mujeres Ni Una Menos de la ciudad del sur santafesino, que exigió el esclarecimiento del caso y pidió poner a salvo a la niña que podría haber sido víctima de un abuso intra-familiar, aunque no fue probado.

El episodio ocurrió a principios de este año, pero fue denunciado con reserva de identidad cuando la nena ya cursaba el sexto mes de embarazo, lo que derivó en las actuaciones judiciales que se llevan adelante. En ese mismo momento también tomó conocimiento el área de Desarrollo Social del municipio de Casilda que está trabajando el caso a través del equipo de Niñez.

“Fue un nacimiento prematuro, pero ambos están bien”, aseguraron fuentes del MPA además de indicar que el fiscal de la causa se presentó en el hospital al enterarse de lo sucedido sin haber sido notificado desde el hospital casildense.

La Capital