“Lo que se recauda con los impuestos coparticipables debe ser puesto en las provincias y en el interior”

En su visita a Entre Ríos, el presidente Alberto Fernández aseguró que la Argentina es “una sola”, que “no hay argentinos de primera o de segunda” o un país “central o periférico”. Lo dijo en una rueda de prensa, tras firmar acuerdos y recorrer obras junto al gobernador Gustavo Bordet.

Estoy convencido de que no hay argentinos de primera y de segunda y tampoco una Argentina central y una de la periferia. En cada rincón de ese país, que es uno, lo que viven son argentinos, lo que debe hacer el Gobierno Nacional es atender a todos los argentinos”, remarcó el presidente.

Fernández lamentó que durante años se creyera que la zona cercana al puerto de Buenos Aires era “el epicentro”, porque ese país “no le sirve a los argentinos”.

El presidente afirmó, este miércoles por la tarde, que cuando habla “de la opulencia de la ciudad” de Buenos Aires no le echa la culpa a nadie, ya que fue un sistema construido por todos.https://www.youtube.com/embed/UfxQvAfTB3w?controls=1&rel=0&showinfo=0&autohide=1EnVivo | Conferencia de prensa“Cuando hablo de la opulencia de la Ciudad no le echo la culpa a nadie porque la construimos todos”, resaltó el mandatario nacional durante una visita a Entre Ríos.

Por otra parte, señaló que su Gobierno está “dando pasos importantes en favor de la vida de la gente”, al celebrar la realización de obras públicas en la provincia de Entre Ríos.

“No hay que andar mil kilómetros para descubrir la inequidad. Hay que cruzar una avenida”, dijo el Presidente y agregó “con ese fin, nos pusimos a trabajar todos en el Gobierno; para distribuir de otro modo los ingresos de la Nación”, remarcó.

“La Nación se queda hoy con la mitad de lo que recauda en concepto de impuestos coparticipables. Esa mitad tiene que estar destinada al desarrollo de todo el país, porque la Nación es el país. La Nación no es la provincia 25”, enfatizó el Presidente y agregó que “esos recursos deben ser puestos en las provincias y en el interior”.

Fernández convocó a “dejar de lado los debates estériles” para solucionar los problemas que aquejan a los argentinos y agregó que “somos la única generación que entendió que la solidaridad es la regla, no puede ser la excepción”.

El mandatario aseguró que si “una vez por todas dejamos de lado lo que nos divide”, si no convirtiéramos cada problema que tenemos “en un problema político” y si se dieran cuenta que este virus que “ha matado a millones no tiene ideología y nos ataca a todos por igual”, tendríamos mejores oportunidades de combatirlo y “tener la Argentina que merecemos”.

Fuente: El Once