Padres lamentaron el aumento de aranceles de escuelas privadas

FOTO PORTADA ILUSTRATIVA

En la mañana de hoy, padres de alumnos de una escuela privada de Concepción del Uruguay, lamentaron el aumento de la cuota de la institución en medio de la pandemia. Explicaron que la misma es difícil de pagar y que sienten falta de compasión por parte de la institución religiosa.

“Somos papás de dos chicos que van a la escuela, hoy nos pasaron la cuota y se ha incrementado al doble, se nos hace imposible de pagar. El contexto en el que estamos viviendo complica que podamos llegar a costearlo. Nuestra idea era priorizar que nuestros hijos estén dentro de la religión, pero creo que en este momento no sabemos si pueden continuar allí” comenzó.

“Cuento esto porque estoy seguro que muchos padres están viviendo la misma situación. Se nos está haciendo muy difícil y no comparto la falta de comprensión y compasión de la escuela, siendo que es una escuela que recibe ayuda por parte del Estado”. Finalmente los padres destacaron “Lo que más nos dolió que que nos dijeron que si no hacíamos ningún problema nos podrían hacer un descuento, pero es injusto”.

Cabe recordar, que en el mes de abril, el Ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, en diálogo con las entidades que nuclean los colegios privados, acordaron una serie de medidas para aliviar las preocupaciones de los padres sobre las cuotas.

Es así que se determinó congelar el valor de los aranceles hasta que concluyan las medidas de Aislamiento Social y retrotraer los aumentos que no se hubieran producido con posterioridad a la entrada en vigor del Decreto N° 260/2020.

Por otro lado, aseguraron que se preservarán las fuentes de trabajo de los docentes, no docentes, auxiliares y personal directivo de las escuelas, se asegurarán el pago de los salarios, y se adecuarán las condiciones de trabajo remoto.

En tanto, se diferirá a solicitud de las familias el pago de un porcentaje del total del arancel facturado para meses subsiguientes en favor de quienes no puedan afrontarlo, tomando como máxima referencia las necesidades para garantizar el pago de sueldos, cargas sociales y gastos ineludibles para el sostenimiento del Plan de Continuidad Pedagógica.

Sumado a ello, acordaron que se flexibilizará, reprogramará ó extenderán las fechas de vencimientos de pago de cuotas cuotas o aranceles, restringirán los recargos financieros por mora en el pago (intereses), y suprimirán las multas y otras penalidades o accesorias durante un plazo no menor al del aislamiento social y preventivo obligatorio. Se atenderán, también, situaciones familiares especiales, con la posibilidad de otorgar becas y ayudas transitorias conforme a la realidad de las familias y de cada institución.