Agustín, el niño que sufrió quemaduras en el 28% de su cuerpo, retornó a su hogar en Caseros

Tras permanecer aproximadamente un mes y medio internado en el Hospital San Roque de Paraná, Agustín, el niño de 10 años que sufrió severas quemaduras en el 28% de su cuerpo retornó a su hogar en Caseros.

Durante su internación, debió ser intervenido quirúrgicamente para curar su tórax, brazo y mano izquierdas que se vieron afectadas tras la explosión de una bomba de nafta que el menor manipulaba dentro de un tarro. Afortunadamente, la evolución del niño a pesar de ser lenta fue muy buena y sin complicaciones infecciosas. Actualmente terminará de recuperarse en su ciudad. (lapiramide.net/AlejandroFrancia)