Desbarataron banda que estafaba a productores rurales con cheques sin fondos

Realizaban compras de animales vacunos con cheques sin fondos, invocando a una supuesta consignataria. El productor a partir del cual se originaron ocho allanamientos fue estafado en más de un millón de pesos.

El martes se realizaron varios allanamientos en domicilios de la ciudad de Federal. La causa se inició por una denuncia formulada en la comisaría de Los Charrúas, en el Departamento Concordia, donde una persona oriunda de esa ciudad señaló que había sido víctima de una estafa, ya que por la venta de animales vacunos le habían pagado con cheques sin fondos.
Es por eso que la Policía comenzó a realizar tareas investigativas en el departamento Federal y finalmente solicitó las medidas judiciales a los fiscales María José Fonseca y Francisco Azcue, quien dio trámite al pedido ante el juzgado de Garantías.

Producto de los allanamientos se secuestró gran cantidad de documentación, cheques, chequeras, tres chips, dos armas de fuego (una carabina 22 y un revolver calibre 22); tres pendrive; una cámara digital; otra filmadora; un postnet; dos netbooks; cinco notebooks; tres tablet; dos CPU; 40.000 pesos; 32 teléfonos celulares; tres sellos de consignatarias y 100 dólares.

Mientras que todos los elementos secuestrados fueron remitidos a la Fiscalía de Concordia, para que siga adelante con la investigación.

Detalles
El fiscal Francisco Azcué, precisó que “hablamos de 30 cabezas de vacunos” y que la suma de la estafa es de “más de un millón de pesos”.

“Las personas involucradas se movían a través de dos empresas, a la vez que tenían dos números de CUIT para otorgar el mismo a sus víctimas, emitiendo cheques sin fondos. Eran varias las personas que confiaban sus actividades a estos estafadores”, dijo e Radio Chajarí.

También sostuvo que “realizaban compras con esos cheques sin fondos, invocando a una supuesta consignataria, que en realidad era manejada por las mismas personas. Se llevaban los animales con sus guías y documentación correspondiente, pero cuando los productores querían depositar los cheques, estos no tenían fondos. Ellos actuaban de una manera organizada, por eso los productores confiaban”.

“Son más de diez las personas involucradas en esta estafa -continuó Azcué- y el hecho reviste mucha gravedad. Estos estafadores saben que los productores obran confiando en la buena fe de otros, y por eso se aprovechan de este tipo de situaciones”. (elonce.com)