Corrientes: impactantes imágenes de los incendios en una reserva natural

Los incendios que están afectando a gran parte del país llegaron hasta el Parque Provincial San Cayetano en Corrientes, donde decenas de animales murieron carbonizados por los incendios forestales. 

El Parque Provincial San Cayetano fue creado en 2015  y está ubicado a 20 kilómetros al sur de la ciudad de Corrientes,  en el lugar solo se permiten actividades turísticas, educativas y de investigación. La reserva posee una superficie de 76 hectáreas, de las cuales solo quedan menos de 10 hectáreas sin quemar tras varios incendios que sucedieron durante las ultimas semanas.

Dentro del parque se encuentra además la Estación Biológica Corrientes (que depende del Conicet), donde uno de los principales proyectos de investigación es el estudio de los monos aulladores o caraya (Alouatta caraya).

“Acá no paramos de llorar porque siempre te conectas con tu sujeto de estudio. Nosotros y los estudiantes conocíamos a cada uno de los animales, sabíamos sus nombres, de quien era hijo cada uno, y de repente encontrarlos calcinados en el piso es muy triste. Uno pensaba que los monos, aunque sea, se iban a salvar, pero el incendio avanzó tan rápido que fueron cayendo de los árboles. Quedaron todos muertos en fila, huyendo”, cuenta a Tiempo Argentino el investigador del Conicet y director de la Estación Biológica Corrientes , Martín Kowalewski.

Entre la mucha fauna que ardió entre las llamas hay una gran variedad de anfibios y mamíferos como víboras, yacarés, guazunchos, monos carayá, tortugas, lobitos de río y zorros. “Son animales que no pudieron escapar y los pocos que lo lograron, como algunos carpinchos, aparecieron luego cazados por perros o cazadores”, detalla Kowalewski.

De acuerdo a datos aportados por el Sistema Federal de Manejo del Fuego, desde enero hasta hoy se quemaron más de 500 mil hectáreas de bosques, pastizales, humedales y pasturas a lo largo de todo el país en un contexto de pandemia, sequía y de bajante histórica de los ríos.

click en las imágenes para ampliar

“La sociedad tiene que reaccionar de forma colectiva para dejarles algo a las generaciones que vienen. Los incendios en todo el país no son espontáneos, detrás hay un hilo común que es el agronegocio, la especulación inmobiliaria, la soja. Ese tipo de lobby es el que nos va a dejar sin planeta. Nos quieren vender que el cambio es individual, toda esa mentira de la meritocracia, y no se dan cuenta que eso no alcanza. Los monos nos enseñaron que los árboles se defienden en grupo porque saben que uno solo no va a lograr nada”, concluye Kowalewski.

Las imágenes son realmente impactantes. Impacta ver el contraste de lo que quedó, de lo que había y ya no está, de lo que demorará muchos años en volverse a recuperar.

Fuentes: La Dos / Tiempo Argentino / Estación Biológica Corrientes

(elmiercolesdigital.com.ar)