Dato alarmante del secretario de Ambiente: “Queda muy poco para quemar”

Martín Barbieri concedió una entrevista a la Agencia Nacional de Noticias Télam, en la que abordó la situación en las islas del delta del río Paraná. “Se ha quemado mucho”, lamentó el funcionario provincial, al tiempo que afirmó que “lo peor ha pasado” y que “subsisten algunos focos puntuales que se están atendiendo”.

Con los medios aéreos trasladados a las sierras de Córdoba, “ahora estamos trabajando en guardias de cenizas para que no haya autoencendidos en focos ígneos que fueron extinguidos”. En esa línea, puso en contexto que “lo poco que queda para quemar, tiene como cortafuego a los lotes que fueron quemados con anterioridad”.

El titular de Ambiente entrerriano recordó que se declaró la emergencia por los incendios a fines de febrero pasado y que los fuegos generaron “pérdida de flora y fauna de este ecosistema que es muy valioso para todos y un gran servicio ecosistémico para la región”.

El origen del fuego

Por otro lado, el fiscal federal de Victoria, Carlos García Escalada, a cargo de la investigación que apunta a los propietarios de las islas como presuntos causantes de los incendios, se negó a hacer declaraciones sobre la causa.

Al respecto, Barbieri informó que se encuentra “avanzando en lo administrativo para efectuar multas a los infractores y aportando todo el material a la Justicia para que se les aplique todo el peso de la ley”.

También “continuamos trabajando en el Plan de Manejo del Fuego provincial en el avance de multas, porque queremos que sean elementos disuasivos para quien quiera ocasionar incendios o llevar adelante una quema”, advirtió.

Otros factores

Oportunamente, el secretario de Ambiente de Entre Ríos indicó que los pronósticos de clima y altura del río Paraná “no son los más favorables”, pero se mostró confiado en “el trabajo de prevención que se realiza con Buenos Aires, Santa Fe y Nación”. Asimismo, calificó como “un desastre” lo ocurrido, y dijo que la sequía histórica registrada este año y la consecuente bajante del nivel del agua “hacen que se acentúe más la problemática, ya que cualquier fuego insignificante se transforma en un gran incendio”.

Fuente: Télam / El Entre Ríos