Reapareció Macri: autocrítica, el fracaso de la cuarentena, “Cristina tiene secuestrado al peronismo” y más frases

El expresidente volvió a la escena pública y brindó definiciones sobre qué hubiera realizado frente a la pandemia. También habló de su futuro político y del impacto del banderazo #12O.

Después de varios meses alejado de los medios, el expresidente Mauricio Macri rompió el silencio con el periodista Joaquín Morales Solá y dejó duras definiciones sobre el gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner, el manejo de la cuarentena y el banderazo #12O, aunque también hizo una autocrítica de su gestión y los motivos que llevaron al fin de Cambiemos en 2019.

Reflexión y autocrítica sobre su gobierno

Durante la entrevista, emitida anoche en “Desde el llano” (TN), Macri dijo que, al asumir, “el Estado argentino estaba quebrado. Yo tuve un dilema: decirles esta realidad crudamente a los argentinos o apostar al brote de esperanza y entusiasmo que había nacido. Opté a la segunda y, con el diario del lunes, creo que me equivoqué”.

Contó que durante estos meses fuera de la escena política tuvo tiempo de reflexionar sobre su gobierno y que se dio cuenta de que a partir de diciembre de 2017 su gobierno “se quebró” y pasó a “una actitud defensiva”.

Nunca debí haber delegado la negociación política. La delegué en mi ala más política filoperonista, (Rogelio Frigerio, Emilio Monzó), todo ese grupo, tanto de la Cámara de Diputados como los gobernadores”, admitió.

“El modo defensivo me llevó a perder la capacidad de escuchar, a dejar de visitar a la gente en su casa. Eso nos fue apabullando y dejé de explicar el por qué estaba pasando cada cosa y esa combinación hizo que un porcentaje importante de la sociedad dijese ‘esto no va, vamos a volver para atrás’”.

“Por más que estaba siempre tironeado por las mesas de productividad, Vaca Muerta, la exportación de la carne, la logística o por viajar por todo el país para sembrar la semilla del federalismo o ir por el mundo para poner a la Argentina en el mundo, o estar con Patricia (Bullrich) dándole a la lucha contra el narcotráfico y la modernización, no es excusa. Tendría que haber puesto foco ahí, porque se jugaba mucho en la Argentina”, reconoció.

El exmandatario también lamentó el crecimiento de la pobreza en el tramo final de su gobierno. “Me llenaba de tristeza, porque era obvio que volviendo al pasado íbamos a tener más pobreza y más problemas. Ese 11 de agosto [el del 2019, la derrota en las PASO] hubiese sido el punto de partida soñado para nosotros, no era el punto de llegada”, remarcó Macri y afirmó: “Recuperé esa capacidad de comunicarme en las 30 marchas, pero lamentablemente fue tarde”.

“Cristina tiene secuestrado al peronismo”

“Lo tendría que hacer cualquier presidente, pero yo tengo mis dudas de que hubiese obtenido algo mejor que los que estuvieron encargados porque se ve hoy: el peronismo está secuestrado por Cristina Fernández de Kirchner desde hace más de diez años y eso significa que el peronismo fue cooptado por la irracionalidad”, lanzó el expresidente sobre la vicepresidenta.

Para Macri, hasta que el peronismo no resuelva esto será muy difícil que se pueda llegar a hacer acuerdos. “Todos esperan que acordemos, pero con la irracionalidad no se puede”.

En otro tramo de la entrevista, subrayó que “la esencia” de Juntos por el Cambio es que “siempre estarán disponibles para sentarse a una mesa y acordar”.

También comparó a CFK con Diego Maradona, exfigura de Boca Juniors, club del que Macri fue presidente.

“Siempre se ha dicho que Boca es peronista, y eso es mentira. Hay gente de Boca de todos los partidos políticos y de todos los credos religiosos. Con mucho orgullo lo digo. Pero es verdad que Boca es pasional, popular y vehemente como puede ser el peronismo”.

Según recordó, cuando llegó a Boca trabajó “en construir un puente que uniera la vehemencia y la pasión con cierta racionalidad” porque “sin reglas el fútbol tampoco funciona”. Sobre esto, el exmandatario contó que debió hacer “algo durísimo” para lograr este objetivo: “También era mi ídolo y el de todos los argentinos, pero tuve que sacar a Diego Maradona de Boca, y así se construyó”.

Para él, el peronismo debe atravesar un proceso que coincide con ese escenario: “Su desafío es lograr separarse de Cristina Fernández de Kirchner”.

“No se tienen en claro los beneficios de la cuarentena”

Para Macri, si hubiera tenido que enfrentar la pandemia de Covid-19, el camino a tomar era “confiar en los médicos y en la responsabilidad social de la gente”. Así dijo que él hubiera tomado un camino similar al que lideró Lacalle Pou en Uruguay: “Hay que ser respetuoso de las libertades de la gente”.

“Hoy finalmente lo dice la OMS, uno sabe el daño que hace la cuarentena, pero no se tienen en claro los beneficios de la cuarentena. Uno cree que encerrando a la gente logra contener la infección, pero no lo sabe. Lo que sí se sabe es que tiene que tener un sistema de salud que esté listo y que la demanda no lo supere”, reflexionó.

“La gente está muy angustiada, y yo lo comparto. Me entristece mucho que los jóvenes digan que se quieran ir del país”, destacó. También resaltó que las claves contra el Covid-19 son la “responsabilidad social, la distancia, hacer ejercicio”, que “fueron (actividades) limitadas en estos meses”.

Esta cuarentena tiene que parar, tenemos que normalizar el país, que confiar en nuestros médicos, en la responsabilidad social de la gente”, aseveró el exjefe de Estado y cuestionó que “le inculcaron tanto miedo a la gente” con “la cuarentena más grande del mundo”.

Su futuro político

Macri negó aspiraciones, por ahora, de volver a competir por la presidencia del país.

“No me veo candidato. Hoy me siento cómodo en esto de acompañar a los argentinos, a los que tienen vocación de liderar y ayudarlos a crecer”, aseguró el expresidente.

Resaltó “el crecimiento y la consolidación de Horacio (Rodríguez Larreta) en un momento difícil”, así como “la consolidación de Patricia Bullrich en la conducción del partido”. “Sigo apostando fuerte por María Eugenia Vidal”, agregó Macri y subrayó “cómo se consolida el liderazgo de Alfredo Cornejo en el radicalismo”.

El banderazo #12O

“Cada demostración se ve mas movilización, mas convicción, más coraje todo en forma pacífica, demuestra la decisión que existe en el pueblo argentino de salir adelante”, opinó sobre el #12O, registrado ayer en varios puntos del país, incluido Mendoza.

De todos modos, Macri cuestionó que una fracción de gente se haya manifestado frente a la casa de Cristina Kirchner. “No era el lugar para convocar. Nuestras ideas hay que expresarlas -aunque uno esté enojado con una persona en particular, porque siente que lidera una agenda que es contraria a lo que uno dice-, tiene que expresarlo en un espacio neutral, no en el domicilio de la persona”, criticó.