“Neoliberal” y “estigmatizante”: Agmer Paraná descalificó el “Plan Presente” del CGE y exigió que se deje sin efecto

El Consejo General de Educación prepara oficialmente el plan «Presentes», un programa que busca salvar a alumnos en riesgo educativo y desarrollar, junto a organizaciones de la sociedad civil, distintas estrategias de reingreso al sistema educativo, que habilite la continuidad de trayectoria interrumpidas a través del abandono escolar como efecto colateral de la pandemia de coronavirus.

«El objetivo es construir una red de actores entre organizaciones sociales, instituciones educativas y organismos del Estado, que coordinen una estrategia socioeducativa para fortalecer las trayectorias de estudiantes en situación de riesgo y desarrollar una oferta de reingreso al sistema educativo potente y no estigmatizante, que habilite la continuidad de trayectorias interrumpidas y no iniciadas», dicen desde Educación.

En una primera etapa, el plan se implementará en los departamentos Concordia, Feliciano, Gualeguay, Paraná, Colón e Islas, de octubre a diciembre. Será el director departamental quien seleccionará un referente del programa, quien será el encargado de ejecutar la propuesta en cada territorio. «Impulsamos esta propuesta para generar un compromiso de tejer redes con otros organismos y entidades de la sociedad civil, con el objetivo de revincular a los estudiantes entrerrianos que han tenido dificultades para la continuidad pedagógica. Es también una forma de reconocer el trabajo que se hace territorialmente entre las escuelas con sus comunidades», dijo el presidente del CGE, Martín Müller.

Pero la idea ya cosecha fuertes críticas.

«Programas con estas características no se imponían desde la década del 90, en que el neoliberalismo desarticuló el sistema público y atacó la educación desprestigiando la función docente, depreciando el salario, restando autoridad pedagógica, devaluando los presupuestos educativos y reivindicando una educación alternativa en manos de ONG y particulares», fustigó la seccional Paraná de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer).

«Este proyecto -señaló Agmer Paraná- ataca la base del trabajo docente y expresa claramente la intención de diluir el enorme trabajo pedagógico que los docentes hemos llevado adelante durante la pandemia, con nuestros propios recursos y en una acción casi heroica de sostener el funcionamiento del sistema sin la presencialidad».

El gremio resaltó que durante los 8 meses de pandemia y suspensión de la presencialidad, el Gobierno «se alejó de sus responsabilidades y desentendió del sistema educativo». Y apuntó: «¿Cuántos estudiantes, por la falta de políticas públicas, que no garantizaron ni conectividad, ni herramientas, ni estrategias serán los destinatarios de una política estigmatizante y sin vínculo con los objetivos de la Constitución Provincial, la Ley de Educación y los principios que nos unifican a los trabajadores?»

El programa Presentes plantea tres componentes para su ejecución:

Los funcionarios del CGE: presidente y vocales, directora de Planeamiento, Coordinación de Políticas Socio Educativas, directores de nivel y Dirección Departamental

Otros organismos: Vicegobernación, Ministerio de Desarrollo Social, Ministerio de Salud, Instituto Becario

La sociedad civil: organizaciones sociales, políticas y comunitarias, comedores y merenderos, iglesias, universidades a través de programas de extensión.

Se conformará además un equipo jurisdiccional, con base territorial. Para realizar el mapeo de organizaciones, en un plano colaborativo y luego nombrar promotores y acompañantes socioeducativos.

«¿Y la escuela pública, los docentes, las comunidades educativas y los sindicatos que representan a los trabajadores?», se pregunta Agmer Paraná. «¿Qué salario percibirán? ¿Estarán precarizados? ¿Qué formación se requiere para ser acompañante pedagógico? ¿Serán solo cadetes de los cuadernillos elaborados por el CGE? ¿Dónde desarrollaran las actividades, en lugares precarizados? ¿Con qué protocolos y cuidados en los meses de mayor complicación en términos epidemiológicos?, ¿Veremos en nuestro departamento a los estudiantes sentados en plazas a la intemperie y puestos en el lugar de los que no tuvieron oportunidades?», fustiga.

Y plantea: «En principio, los promotores socio educativos van a relevar sobre el material y conocimiento que tienen las instituciones educativas. Nuevamente las autoridades parten de la premisa de que no tenemos conocimiento de la situación de nuestras comunidades, ningunean la principal fortaleza de la escuela pública que es estar anclada en los intereses y necesidades de las comunidades, para lo cual los proyectos educativos de cada institución están firmemente situados».

En relación a los acompañantes socioeducativos, la definición de que llevarán adelante la propuesta pedagógica es aún más grave, atenta contra el mandato pedagógico de la escuela pública, estigmatiza el trabajo docente, propone un cuadernillo estandarizado y despersonalizado como idea de conocimiento, utilizando términos propios de nuestra labor, dice que estos promotores tendrán que articular con las escuelas de la zona».

Agmer Paraná exigió al CGE que «se deje sin efecto la iniciativa, se recurra al dialogo, a la búsqueda de respuestas para los planteos y problemas de cada mesa socio-educativa, que se refuercen las instituciones públicas con las inversiones requeridas, desde la impresión de los materiales que cada escuela elabora, hasta los equipos de tutores y los diversos proyectos institucionales que abordan las problemáticas más acuciantes de la sociedad. Que se invierta en los protocolos y no se distraigan en estas iniciativas que solo sirven para desaprovechar recursos materiales, de organización y fundamentalmente de tiempo».Fuente: Entre Ríos Ahora