Tractores y camionetas marcharon hasta la estancia

Una importante cantidad de camionetas y tractores se concentraron, este miércoles, en la intersección de la Ruta 12 y el camino de ingreso al establecimiento “Casa Nueva”, propiedad de la familia Etchevehere, para marchar hasta la tranquera del campo.

Tras una asamblea, que se concretó esta mañana, los productores decidieron movilizarse al ingreso al campo de la familia Etchevehere, donde se apostaron en el camino para esperar una resolución judicial. A las 13, se instalaron en la zona de la entrada a la estancia

La movilización es en rechazo a la usurpación de un campo de la familia Etchevehere en el marco de una disputa familiar que tomó ribetes políticos.

Operativo policial

Mientras tanto, efectivos policiales montaron un fuerte operativo en el ingreso al establecimiento, durante la mañana, a la espera de la movilizaicón. Desde la ruta hasta la tranquera de ingreso al establecimiento “Casa Nueva” se podía ver camionetas de la Policía. Además, una gran cantidad de efectivos se apostaron en el alambrado para evitar posibles inconvenientes.

La Policía está apostada en el lugar, de manera preventiva, hay 100 efectivos. Hubo audios muy fuertes que circularon por redes en tono más de amenaza que de convocatoria, pero nuestro objetivo es prevenir el delito y la violencia. Los audios que circularon son verdaderamente son preocupantes, tras el argumento de defender la propiedad privada están amenazando con males mucho mayores como atentar contra personas, es decir con comisión de otros delitos, por eso tiene que triunfar la racionalidad y el respeto de la ley”, comentó la ministra de Gobierno y Justicia de Entre Ríos, Rosario Romero, al argumentar el motivo del operativo de las fuerzas de seguridad.

Sin embargo, este despliegue policial fue interpretado por los productores como una protección a la gente de Grabois. Así lo expresan en las redes y grupos de WhatsApp, donde comentan, entre otras cosas, que “la Policía hizo un cerco para proteger a los usurpadores”.

Fuente: El Entre Ríos