Crimen de la beba de cinco meses: se negaron a declarar los tres detenidos

José Iván Amarilla (24 años), Hernán Osvaldo García (21) y Mariano César Dacosta (28) eligieron el silencio. Tuvieron la audiencia indagatoria y se negaron a declarar. Permanecerán detenidos mientras continúa adelante la investigación.

Los tres acusados por el crimen de la beba de cinco meses en la localidad bonaerense de Dock Sud, tuvieron en la tarde de este viernes, la audiencia indagatoria con el fiscal de la UFI 3 de Lomas de Zamora Elbio Laborda y se negaron a declarar, confirmaron fuentes judiciales a Infobae. De esta manera, permanecerán detenidos mientras continúa adelante la investigación.

Amarilla, García y Dacosta están imputados por homicidio calificado por el empleo de arma de fuego. Según la acusación en su contra, los tres participaron del enfrentamiento armado del jueves al mediodía que terminó con la vida de Lola Jazmín Montero. La balacera se produjo en el complejo habitacional Nicolás Avellaneda, conocido popularmente como “Las Torres”, a metros del peaje de la Autopista Buenos Aries-La Plata.

La mujer contó lo sucedido. Dijo que todo se originó en una verdulería ubicada justo en frente de la panadería donde ella estaba con su hija. De ese local salió Dacosta y le comenzaron a disparar. Para Carolina no hay dudas: los asesinos lo estaban buscando a él. Así se contabilizaron al menos seis balazos, uno de los cuales terminó impactando en el parietal izquierdo de Lola.

Los involucrados en el enfrentamiento fueron identificados y rápidamente capturados. A García y Amarilla los arrestaron en la Torre 3 del complejo habitacional, en medio de un importante despliegue de la Policía Bonaerense y ante la furia de los vecinos que trataban de agredir a los detenidos. Dacosta, en cambio, fue capturado cuando circulaba en bicicleta por las calles de la localidad de Villa Domínico.

Según la investigación preliminar, de fondo hay una disputa territorial que se suma a la enemistad nacida por el fútbol, ya que los tres integran las barrabravas de San Telmo (García y Amarilla) y Dock Sud (Dacosta). Quien maneja la zona es la banda de Dacosta, alías “Marianito”, de la Torre 5 y quien le disputa el poder es el grupo de la Torre 3, denominado “La banda de Nito”.

“Si bien todavía nada se puede dar como certificado, prácticamente sería ese el motivo: la disputa por manejar la tierra en las torres. Hacía un tiempo que las bandas ya venían enfrentándose”, dice una voz del caso.

En el cruce de amenazas y peleas, uno de los últimos episodios que acrecentó la rivalidad fue una foto que se tomaron dos miembros armados de “La banda de Nito” en una pared de la Torre 5, justo delante de un escudo de Dock Sud pintado

Hasta ahora no se sospecha de la participación de alguien más en el tiroteo. “Por el momento no hay ningún otro sindicado. Pero vamos a ver qué es lo que surge en los próximos días porque quizá al ver a los tres detenidos por este delito, el barrio se anima a hablar”, agrega la fuente.
Lo siguiente en la investigación será determinar si la bala que asesinó a Lola salió del arma secuestrada en los allanamientos a los domicilios de García y Amarilla, una pistola calibre 9 milímetro. Esto puede no ser sencillo, ya que, si bien el plomo pudo ser extraído en la autopsia, el proyectil presenta una deformación que podría complicar el peritaje balístico.

Mientras los padres de Lola no tienen consuelo y mucho menos una explicación de la tragedia que los atraviesa. “No se puede explicar lo que sentimos. No sé cómo nos vamos a recuperar -dijo José, padre de la beba, junto a su esposa-. Somos gente de trabajo, gente buena, luchamos día a día, nos toca vivir esto que siempre lo veíamos por la tele. Hay que acabar con todo esto. Mi nena de cinco meses nunca se le cayó una lágrima. No conoció lo que es llorar. Nunca. No la vimos llorar”.

Infobae.