Las voces de la marcha para apoyar a Dolores Etchevehere y el Proyecto Artigas

Se concentraron pasadas las 16, en la zona de la Escuela Agrotécnica “El Quebracho”, a unos 400 metros del acampe de productores frente al ingreso a Casa Nueva. Elonce recabó múltiples reclamos que se unieron en la marcha.

Cuatrocientos metros de distancia y un cordón policial, separa a la marcha promovida por el Proyecto Artigas para apoyar a Dolores Etchevehere y el acampe de productores frente al ingreso al establecimiento Casa Nueva de la familia Etchevehere en Santa Elena.
Carteles de gremios, como ATE y agrupaciones como CTEP, se podían ver en la marcha. Además, personas autoconvocadas, portaban carteles con diferentes consignas.

SOCIEDADLuis Miguel Etchevehere: “esperamos que la Justicia resuelva por el desalojo”SOCIEDADCordón policial separa el acampe en la tranquera y la marcha de Proyecto Artigas

Una joven que afirmó ser de Paraná, dijo a Elonce que llegó al lugar para “apoyar al Proyecto Artigas, que sea agroecológico y que no implique la esclavitud de las personas en el campo y que genere trabajo digno a la gente”, afirmó.

Por otra parte, un hombre muy eufórico, daba un discurso frente a un grupo de personas, dijo ante Elonce TV que “los Etchevehere han esclavizado por más de 30 años en la estancia “La Olla” a unos hermanos y lo único que han hecho, es envenenar el campo. Los que los acompañan, son una minoría que lo único que hacen es defender los privilegios”, remarcó.
“Vine autoconvocado, como santaelenense para apoyar a los compañeros y que esto lo defina la justicia”, remató.

Un integrante de la Unión Campesina de trabajadores de la tierra de Entre Ríos, dijo a Elonce TV que “hemos venido de diferentes localidades, porque conocemos lo que ha pasado en Santa Elena, con los campos del ex Frigorífico, con la expropiación de las tierras de la Escuela Agrotécnica “El Quebracho”. Con injusticia, se han manejado acá durante mucho tiempo y no solamente, los Etchevehere, nuestras familias saben lo que es ser expulsados del campo, por no tener un papel, después de haber vivido durante 50 años en el campo”, remarcó.
“Tiene que haber una ley, que nos permita, a los trabajadores de la tierra, ser propietarios para poder trabajarla”, dijo el hombre.

AMPLIAREMOS