Críticas a la huerta de Proyecto Artigas: “Grabois habla de seguridad alimentaria y no tiene la menor idea”

Luego de tomar posesión otra vez del campo familiar en Entre Ríos este jueves, el hermano menor de los Etchevehere, Juan Diego, calificó de “payasada” la huerta orgánica que armaron en el lugar los militantes del Proyecto Artigas que habían tomado el predio y responden al dirigente social Juan Grabois.

”Es una apayasada lo que han hecho. Que 100 personas hayan hecho una huerta con plantines comprados y hayan simulado una implantación. Es una tomada de pelo a los que realmente trabajamos el campo”, sostuvo.

Especialistas indicaron a este diario que, según se observa en las imágenes, se trata de una huerta con perejil.

El perejil es un condimento que, más allá de la sustentabilidad agroecológica del modo de plantación, cuenta con escasa perspectiva productiva por la particularidad de su demanda. A esto se suma que los plantines estaban casi secos.

Clarín dialogó con el ingeniero agrónomo Mariano Winograd: “Se apropiaron de una estancia, pero no tenían una propuesta productiva. ¿Por qué no tienen una propuesta? Porque su única propuesta es apropiarse de la tierra. Se parecen más a (ex presidente Julio Argentino) Roca que a lo que ellos proponen”.

Winograd, que trabaja en la horticultura hace 40 años, indicó que el modelo de la prohuerta es “antiempresario”. Y continuó: “¿De dónde esta gente saca que la química es el enemigo de la humanidad en el agro? Seguramente tiene celulares que usan batería de litio”.

El especialista señaló que en otros momentos de la historia el acceso a la tierra es lo que movió a grandes masas humanas de Europa y América, pero que esto ocurrió hace 100 años.

En ese sentido, Winograd entendió que el problema actual no es el de la tierra sino, por ejemplo, el de la productividad y los recursos.

“Si efectivamente plantaron perejil. ¿Por qué eligieron este condimento? ¿Porque no es un alimento? Grabois habla de seguridad alimentaria y no tiene la menor idea de la alimentación”, sostuvo el ingeniero agrónomo.

Tras tomar posesión del lugar junto a su madre, Leonor, luego del fallo judicial que resolvió la disputa familiar, los hermanos fueron tajantes al relatar la escena con la que se encontraron: “Es como si hubieran entrado 100 forajidos”, graficaron.

Todo ocurrió luego de una jornada cargada de tensión en el campo entrerriano, que fue desocupado por los militantes del Proyecto Artigas, mientras que Dolores Etchevehere, que resistió el desalojo, dejó el lugar detenida por la Policía pasadas las 19 horas.

Fuente: Clarín