El Banco Central tomó una nueva medida para controlar la salida de divisas

Se trata de una especia de Veraz para importadores. Busca tener información que permita analizar el recorrido que hace cualquier empresa a la hora de hacerse de divisas cuando un banco le rechaza el pedido por una determinada causa.

El Banco Central (BCRA) dispuso en las últimas horas que las entidades financieras informen “inconsistencias” en operaciones cambiarias que detecten en sus clientes. La finalidad es que puedan monitorearse y, por ende, evitarse que los giros al exterior que potencialmente sean rechazados por parte de una entidad, vuelvan a ser analizados en otra distinta. El dato central es que la medida no sólo afecta las operaciones de importación, sino también los servicios, deudas e intereses que necesiten dólares. En el sector bancario, la medida del BCRA fue analizada como un nuevo filtro, que se parece mucho a una especie de “veraz”, un registro de las inconsistencias de carácter financiero.

“Las entidades informarán, mediante el sistema online implementado por el BCRA, los datos de identificación de los clientes que hayan presentado inconsistencias a efectos de completar un registro de esas operaciones”, señala el texto, que además sostiene que “las entidades consultarán en el sistema online implementado por el BCRA, y -de encontrarse el cliente incluido en el listado de CUIT con operaciones inconsistentes- deberán reforzar las medidas de control para determinar la razonabilidad y genuinidad de las operaciones”.

Según fuentes oficiales, la idea es que el BCRA tenga información que permita analizar el recorrido que hace cualquier empresa a la hora de hacerse de divisas cuando un banco, por ejemplo, le rechaza el pedido por una determinada causa. Para eso hará falta desde ahora registrar el CUIT y dar detalle de la operación que se intentó llevar a cabo. También habrá que adjuntar el motivo por el cual se rechazó y el banco que lo hizo.

Por otro lado, otra comunicación del BCRA prorrogó los cupos autorizados a importadores para pagar al exterior en función de lo que hayan importado anteriormente. Esto comenzó a fines de mayo con la Comunicación A7030 y se fue prorrogando. Ahora estará vigente hasta fin de año.

Por otra parte, la Comisión Nacional de Valores (CNV), requerirá a partir de ahora información de operaciones bursátiles relacionadas con la operatoria del dólar contado con liquidación.

Desde la CNV señalaron que la norma apunta a “perfeccionar elementos técnicos del sistema de monitoreo que ya existía y remarcaron que es un tema consensuado con la industria que incorpora el tiempo real en el registro de los datos. Las reservas del Banco Central se ubicaron por debajo de los u$s 40.000 millones en las últimas horas, lo que generó preocupación. En rigor, durante el mes de octubre y a pesar del torniquete vinculado con el dólar ahorro, la entidad que conduce Miguel Pesce registró una caída de las reservas cercana a los u$s1.000M. Las medidas se incriben precisamente en esa lógica.

Fuente: Ámbito Financiero