Le apuntaron con un arma a su hija de 5 años y está pensando “irse a otro país”

Martín ataba a sus hijos en la parte trasera de su vehículo, cuando lo abordaron delincuentes. “Solo quería sacarlos, lo demás no me importaba nada”, describió. Y confió: “esto puede ser el último empujón para irnos a otro país”.

Martín apenas podía hablar este mediodía, cuando intentó explicar lo que le sucedió en la puerta de su casa de Marcos Paz al 6400, en barrio Belgrano de Rosario. Mientras les colocaba el cinturón de seguridad a su nena de 5 años y su pequeño de 1 año y 8 meses, un auto estacionó a su lado, se bajaron delincuentes armados e intentaron robarle el vehículo. Uno de los ladrones le apuntó a su hija, a la que finalmente Martín logró sacar de la camioneta. “Esto ya se fue de las manos, creo que fue el último empujón para irnos del país”, confió el joven, todavía muy consternado.

Acompañado de su hermano para apuntalarlo emocionalmente, Martín relató el terrible momento que vivió. “Yo estaba atando a mis chicos para irme y se me puso al lado un auto Gol Trend blanco, del que bajaron unos tipos con armas”, apuntó.

“Yo les gritaba que me dejaran sacar los nenes nada más, que les daba todo pero que me dejaran sacar a mis hijos”, relató el joven. Finalmente pudo retirar a sus chiquitos del asiento trasero y los delincuentes se llevaron la camioneta Renault Duster.

E intentó ponerle palabras al tremendo momento que atravesó con sus chicos: “Ver que le estaban apuntando con un arma a mi nena de cinco años no tiene palabras, con eso te describo lo que estamos viviendo”.

Sobre las secuelas que le quedaron a la pequeña, Martín contó que “anoche lo hablamos con mi hija, es chiquita pero entiende, por suerte hay cosas de las que no se acuerda”.

“Con mi familia tenemos la idea de irnos de acá; esto ya se fue de las manos. Queremos irnos del país, a lo mejor este es el último empujón para hacerlo”, confió el muchacho.

La casa de la familia asaltada está a dos cuadras y media de la comisaría 14ª. “Cuando terminaron de robarme me fui corriendo a la comisaría. A la tarde pasó la gente del comando a averiguar datos”, dijo.

Martín señaló que “también se llevaron mis herramientas de trabajo, si alguien ve publicadas las herramientas robadas, que nos avisen”.

“Yo trabajaba en hotelería. Como el hotel está cerrado por la pandemia, me la rebuscaba en la calle haciendo trabajos de electricidad y refrigeración. Pero ahora tengo que empezar de nuevo otra vez”, finalizó. (Rosario 3)