Brutal asalto a una mujer: La amordazaron, golpearon y amenazaron con matarla

La víctima contó a Elonce TV detalles del momento de terror que vivió en su domicilio de Oro Verde. “Alguien me entregó, habrán creído que tenía plata”, dijo. Hasta le “pidieron permiso” para llevarse un salame

Alrededor de las 21 del pasado viernes, una mujer fue víctima de un violentísimo asalto en Oro Verde. El hecho se conoció recién una semana después, cuando Graciela relató a Elonce TV pormenores de la media hora de terror que debió sobrellevar luego de que tres delincuentes entraran a su casa, la amordazaran y amenazaran con “pegarle un tiro”. Le pedía pesos y dólares.

“Tengo golpes en las rodillas y uno grande en la zona de la espalda, en el brazo y las muñecas un poco cortada. Me sentí re mal”, empezó relatando.

El ardid para entrar
Sobre el ardid usado por los malvivientes, detalló que “tengo alarma y todo bien cerrado. Es difícil entrar, pero estaba una empresa que me está haciendo una cabaña. A ellos los amordazaron, le pidieron mi número de teléfono y les dijeron que me llamaran para pedir un papel higiénico. Gentilmente, me equivoqué, les dije que sí, que ya sacaba la alarma y les daba lo que me pedían. Cuando abrí la puerta se vinieron tres personas: Uno camuflado como militar, el otro vestido impecable de traje negro que tenía una pistola y me pedía que me callara. Me tapaban la boca y después me pusieron una cinta de embalar”.

Posteriormente, la obligaron a ingresar a la vivienda y le exigieron “la plata o dólares. Les dije que no tenía nada y es la verdad. A mí me ayudan mis sobrinos que viven en Rosario, que son profesionales y esto va a quedar para ellos, porque no tengo hijos”.

La mujer estimó que “lo que llamó la atención es que estábamos colocando la cabaña y ellos pensaron que yo tenía el dinero para pagarla, pero ya estaba abonada hace rato. Alguien les informó que yo estaba sola. En el pueblo se comenta que me robaron 80.000 dólares, lo que no es verdad, porque si los hubiera tenido, me hubiera ido a vivir a Uruguay”, manifestó.

Le dieron vuelta la casa
Graciela declaró ante las cámaras de Elonce TV que “me revisaron todo. Yo en el momento no me asusté. Les dije que en la cartera tenía entre 3.000 y 4.000 pesos. Además, me había quedado un vuelto de unos 100 dólares que me había mandado mi sobrino. Me solicitaban oro, pero yo no tengo nada”.

Y graficó: “Al comedor lo dieron vuelta entero. Me sentaron y ataron a la cama. Me taparon la cara y me dijeron que tenía que estar 15 minutos sin moverme”.
“El de traje me decía que me quede quieta porque me iba a pegar un tiro y me apuntaba”, recordó.

Estimó que el atraco “tiene que haber durado entre 30 y 40 minutos. Cuando se fueron esperé, cerré de nuevo la reja, me vine corriendo al comedor. Puse la alarma, que empezó a sonar y un buen vecino me auxilió”.

Los constructores maniatados y los ladrones con barbijos
Los constructores también habían quedado maniatados en un motorhome, aunque uno de ellos al llegar la Policía ya había logrado desatarse, según dio cuenta la mujer.

Añadió que los ladrones estaban “todos con barbijo” y que a pesar de amenazarla “me decían que me quedara tranquila que no me iba a pasar nada”.

“Alguien me entregó, supongo que habrán creído que tenía plata”, refirió la víctima, quien a modo de anécdota comentó que uno de los delincuente le “preguntó si podía llevarse un salame que había en la heladera. Le dije que se llevara todo lo que quería”, completó. Elonce.com