Luego de la autopsia, el fiscal solicitó la prisión preventiva de la expareja de Ginna

En la tarde de este jueves, el Fiscal Alejandro Perroud brindó una conferencia de prensa para brindar detalles de la causa en la que se investiga la muerte de Gisela Grispi, quien fue hallada sin vida en su vivienda el lunes por la noche.

Haciendo un repaso de los hechos, Perroud recordó que “el lunes en horas de la noche se tomó conocimiento del hallazgo del cuerpo en Rufino Mir 80. En el lugar entrevistamos a testigos y se iniciaron diligencias del caso, con intervención de la División Investigaciones, Criminalística de Colón y Concepción del Uruguay. Se levantaron rastros que ya fueron peritados, se localizaron testigos y personas que tomaron conocimiento, aunque sea de manera indirecta, de circunstancias de interés para la causa. Se relevaron las cámaras de los alrededores, se pudo recuperar el teléfono celular de la víctima y fue secuestrado el del imputado. Ya se han recibido los informes de las compañías respecto de las antenas y de la localización de los teléfonos”.

“Ni bien llegamos al lugar del hecho, partimos de la hipótesis más lógica y simple de acuerdo a los manuales de investigación y que normalmente se termina confirmando, que tiene que ver con el entorno de la víctima, en este caso la expareja. De inmediato se inició una búsqueda y se allanó el domicilio de familiares en Colonia Hughes, lográndose en la mañana siguiente el arresto de Heraldo Rubén Martirena, de 39 años”.

“Hoy (jueves) al mediodía se le recibió declaración como imputado. Cuenta con un defensor particular y se abstuvo de declarar. Estoy declarando la solicitud de prisión preventiva por el término de 90 días, bajo la imputación de homicidio agravado por ser cometido en un contexto de violencia de género y por la relación preexistente con la víctima. En principio no habría oposición por parte de la Defensa y la Jueza de Garantías resolverá si hace lugar al pedido”, agregó el fiscal.

Resultado “no concluyente”

En cuanto a la autopsia realizada este miércoles, “me adelantaron telefónicamente que el resultado no es concluyente por el estado en que se encontraba el cuerpo, ya que la hipótesis que manejamos es que la muerte ocurrió por lo menos tres días antes del hallazgo”, anunció el fiscal.

Al respecto, adelantó: “Generalmente en este primer examen se constata las razones de la muerte y en otras ocasiones, como esta, son necesarios estudios complementarios que se van a realizar en Paraná”.

Para Perroud, “si bien la mecánica de la muerte no está determinada de manera muy clara, la imputación ha sido la de haber causado la muerte, ya veremos cómo se determina científicamente”.

“Hay evidencias que tienen que ver con declaraciones de testigos, algunos detalles no los puedo revelar, pero hay elementos que me permiten formular una imputación y sirven de base para el pedido de prisión preventiva”, concluye.

Por otra parte, si bien todavía no cuenta con el informe de reincidencias, en principio Rubén Martirena no contaría con antecedentes penales. De todas formas, en caso de prosperar la imputación, le correspondería la pena de prisión perpetua.

Fuente: El Entre Ríos