El descargo de la cochería fúnebre por las fotos de Diego Maradona tomadas en el cofre presidencial

Tres empleados subcontratados de la casa funeraria donde se acondicionó el cuerpo de Diego Maradona antes de su velatorio se sacaron fotos con los restos del futbolista. Tras la viralización de las fotos, hubo indignación con los hombres que contrató la empresa familiar Sepelios Pinier.

En diálogo con LA NACION, uno de los dueños de la empresa se mostró consternado con la situación. Detalló que ocurrió en “dos minutos que quedaron solos” y que hablaron con Claudia Villafañe para pedirle disculpas.

La primera imagen que comenzó a circular es la de un hombre, que fue identificado como “Diego Molina”, donde se lo ve junto al cajón donde está Maradona . Molina aparece posando junto a los restos de Maradona haciendo un gesto con el pulgar para arriba.

La segunda imagen es de dos hombres. El más joven de ellos, también está efectuando el mismo gesto del pulgar para arriba a centímetros de la cabeza del excapitán de la Selección Argentina de fútbol.

“No eran empleados nuestros. Los contratamos para llevar los materiales para la capilla ardiente, como los pedestales y atriles”, fue lo primero que dijo uno de los dueños de Sepelios Pinier a LA NACION y repitió la frase en varias oportunidades durante la charla telefónica.

Según la reconstrucción que hizo el hombre, cuya voz se entrecortó en varias oportunidades, fue el siguiente: “El cuerpo lo preparamos entre tres de los cuatro hermanos que estamos en la empresa junto a mi papá. En ese interín que salimos de la sala velatoria para hablar con la policía para coordinar el traslado del cuerpo a Casa Rosada fue donde estas personas se sacaron las fotos. Fueron dos minutos donde estuvieron solos. Ocurrió en la sala en la calle Tres Arroyos. Es el lugar a donde fuimos a vestir el cuerpo antes de llevarlo a Casa Rosada”.

“Fueron dos segundos. No son empleados nuestros. Solo iban a llevar los materiales para la capilla ardiente. Ni siquiera la montan, ese trabajo lo hacemos nosotros con mis hermanos. Pero como eran muchos objetos y pesados contratamos esta gente para llevar los materiales en otro vehículo y no dañar el cajón“, reiteró el hombre. (lanacion)