Tres años atrás, estos enormes buques coreanos venían a “descansar” a orillas del Río Uruguay

En febrero se cumplirán tres años desde que los viejos buques pesqueros coreanos “Adala 101” y “Sunshine” llegaron a Paysandú para su desguace, que no se concretó.

Aunque tienen un dueño legal, los barcos siguen en las costas del río Uruguay, ocupando parte del astillero de la empresa Indre S.A.

Hasta el momento nadie se ha hecho responsable de que estén ahora en tierra firme –dada la bajante en la altura del río– y cuál será su destino definitivo.

(elelégrafo)