La partida de los dos magos

Ayer martes que ya se va nos dejó la partida de Enrique Irel, el Mago, aquel tremendo jugador de Engranaje y del fútbol uruguayense en sí. Los más veteranos lo recuerdan más, haciendo cosas imposibles con la redonda en los entrenamientos y en los partidos en sí, con desparpajo y clase, con habilidad y picardía de potrero.

Cuando hoy muchos se deslumbran por videos que circulan en las redes sociales que muestran habilidosos realizando sus malabares, los  veteranos y memoriosos del fútbol uruguayense tuercen apenas la boca recordando al Mago 40 años atrás con la de gajos pegada a sus pies, obedeciendo siempre.

Figura de aquel Engranaje del 69′, campeón invicto, regando las canchas de fútbol por toda la ciudad.

La foto que ilustra la nota es todo un documento. Ya entrado en años, las medias caídas, la redonda mansa casi en el empeine derecho y la mirada puesta en los pies del defensor, para saber hacia donde salir. Una imagen que lo define más que mil palabras. Junto a su partida, también nos enteramos del deceso de Alejandro Sabella, aquel crack surgido de River, campeón de la Libertadores como DT de Estudiantes y sub campeón mundial dirigiendo la selección Argentina.

El fútbol está de luto en este feriado.

(03442)