Madre prostituía a tres hijas menores: habría al menos 10 camioneros implicados

Según las testimoniales, la mujer era la proxeneta e imponía su “negocio” a brazo fuerte. Las víctimas tienen 16, 14 y 11 años. La Fiscalía investiga a una decena de camioneros sospechados en el aberrante caso.

La Fiscalía investiga a una decena de camioneros sospechados de prostituir a tres hermanas de 16, 14 y 11 años a la vera de la ruta 21 y caminos del departamento Figueroa, en Santiago del Estero, y por cuya odisea su madre y tres hombres permanecen presos.

“Promoción y facilitación de la prostitución y partícipe primario de abuso sexual con acceso carnal, agravado por la convivencia en perjuicio de las menores”, son los cargos enrostrados por la fiscal Jésica Lucas a la madre de las víctimas, cuyo pasado registraría también años de prostitución.
“Abuso sexual con acceso carnal” es la imputación que pesa en contra de los tres hombres, de entre 30 y 65 años, trascendió.

Desde su lugar de detención, los tres sujetos deslizaron a través de sus abogados que “las hermanas ya se prostituían hace años”, lo cual no los redime de nada porque las visitaban desde el 2018 y las tres eran menores. La última, una niña.

Según las testimoniales, la mujer era la proxeneta e imponía su “negocio” a brazo fuerte, publica el diario El Liberal.

Castigos físicos

Aquella hija que no obedecía a las órdenes de salir a tener sexo pago era víctima de violencia. Ello fue revelado por una joven de 19 años, quien alertó meses atrás a la División Trata de Personas.

“Me la llevé a la mayor, de 16, a mi campo en auto. Se quedó una noche, pero jamás le pagué. No inicié a nadie en la prostitución”, adelantó uno de los presos, cuya situación empezará a definirse mañana entre la comisaría de La Cañada y la Fiscalía de la capital santiagueña.

“Las chicas salían a la ruta y a los caminos donde estacionaban los camineros. Iban después de las 20 y regresaban de madrugada. Esto ya desde el 2018 más o menos”, acotó uno de los vecinos al grupo de policías de Trata de Personas, quienes cayeron en La Cañada el viernes.

“Vamos a solicitar la libertad de nuestro cliente porque no tuvo sexo ni con la de 14, menos con la de 11 años”, adelantó Mirko Slamich, abogado de uno de los tres presos.

Sin embargo, aclaró que recién “este lunes, desde las 9 de la mañana, tendremos acceso a la acusación final por parte de la doctora Lucas”, indicó brevemente Slamich.

Los investigadores adelantaron que peligra la patria potestad de la madre presa y el futuro de las tres hermanas se debatirá también en un Juzgado de Familia.

Según los expertos, la falta de protección y el haberlas entregado a adultos tornarían indefendible la posición de la madre, quien sería asistida por la defensa oficial este lunes.

La patria potestad es el poder o autoridad que alguien tiene sobre una persona o una cosa. En este caso, la patria potestad es la de los padres sobre los hijos que aún no están emancipados.

El viernes, los testigos indicaron que las hermanas sólo vivían con su madre y que su padre residía en otra casa, también de Figueroa.

A sabiendas de la orfandad en que se debatían las tres hermanas, la Fiscalía dio intervención a las autoridades de la Subnaf y a las propias del Juzgado de Familia.

Asimismo, las menores recibirían contención psicológica, desde el lunes, y habría forenses que les suministraron medicamentos, en procura de prevenir enfermedades.