El paso a paso de una escuela técnica, hasta conseguir financiamiento para climatizar sus aulas con energía solar

La Escuela de Enseñanza Técnica Nº 5 “Profesor Carlos María Roude” de la ciudad de Villa Elisa (Departamento Colón), con sede en Colonia Vázquez, se hizo acreedora de un importante premio otorgado por Fundaciones Grupo Pertesen, gracias a un proyecto institucional.

“El premio está dirigido a la innovación educativa y no al producto en sí –en este caso un electrodoméstico–, aunque el mismo sea el resultado de todo ese proceso”, comienza diferenciado la docente coordinadora, ingeniera civil Griselda Command.

Se trata de la adaptación de los ventiladores eléctricos de las aulas a energía fotovoltaica, permitiendo que los estudiantes trabajen en forma colaborativa en los diferentes espacios curriculares: son cinco aulas con dos ventiladores cada una, a financiar con los 400 mil pesos presupuestados en el proyecto original, dado que la inscripción al concurso contemplaba hasta medio millón.

“Trabajamos con lo que se llama ABP (Aprendizaje Basado en Problema), a partir de que la innovación se plantea como un conjunto de estrategias implementadas en forma sistemática, con la intención de transformar las prácticas educativas”, comenta la docente.

Más allá de aplicar los ejes transversales a todas las materias de “innovación educativa”, “energías renovables” y “trabajo en equipo”, la flamante institución ganó en visibilización hacia la sociedad: inaugurada en el ciclo lectivo 2013, está a punto de despedir a su primera promoción con orientación en maestro mayor de obra.

Aprendizaje basado en problemas

Con el objetivo de que estos futuros profesionales “comprendan la versatilidad de la energía fotovoltaica y la posibilidad de adaptarla a cualquier tipo de sistema en los hogares”, así comenzaron a poner manos a la obra puertas adentro del establecimiento.

“Notábamos que a la tarde hacía mucho calor y los ventiladores no eran suficientes, entonces los chicos empezaron a pensar en la adaptación de estos artefactos a una alimentación fotovoltaica, totalmente independiente a la energía eléctrica”, dice la arquitecta Gisela Pasieczny, docente de la casa.

A partir de allí, comenzar a trabajar en un prototipo, “un sistema de alimentación fotovoltaica que va a reemplazar a la de red pero sin eliminarla, ya que en determinados momentos se podrían complementar”. Y agrega: “El sistema de energía fotovoltaica que estamos planificando tiene un funcionamiento de uso directo a la par de las horas de sol y también plantea un sistema de almacenamiento en baterías para días nublados, de lluvia o la noche”.

Para la climatización de las aulas “implementaremos la conversión de los ventiladores con un proceso de diseño y luego intervendrán las demás materias del ciclo superior, como son cálculos, cómputos, presupuestos, etcétera”, menciona la profesional.

“El sistema estaría compuesto por los paneles que captan la energía solar, un sistema regulador que maneja los distintos tipos de voltaje y redirige la energía hacia las baterías para almacenarla o a un aparato que la convierte a energía 220, o sea que no se necesita adaptar ningún artefacto que se enchufe para hacerlo funcionar”, detalla.https://www.youtube.com/embed/J1hiq9xrEn4?controls=1&rel=0&showinfo=0&autohide=1Escuela técnica entrerriana consiguió financiamiento para climatizar sus aulas con energía solar

Sobre el certamen

Entre 194 iniciativas de 5 zonas distintas, el proyecto institucional denominado “Ventilador con alimentación fotovoltaica”, perteneciente a la Escuela de Enseñanza Técnica Nº 5 de Villa Elisa, ganó la instancia provincial.

Así lo dio a conocer la Fundación Banco Entre Ríos, al anunciar los cinco proyectos ganadores de la instancia regional del Premio Fundaciones Grupo Petersen a la Innovación Educativa, programa que tiene como propósito acompañar, capacitar y premiar la implementación de proyectos de innovación educativa de establecimientos de Entre Ríos, Santa Fe, San Juan, Santa Cruz y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En el mes de noviembre, las escuelas participantes desarrollaron y presentaron sus ideas transformadas en proyectos (integrando los distintos aspectos trabajados durante la formación docente) para competir en la instancia regional del certamen.

El premio a la innovación educativa es un programa con modalidad de certamen creado y organizado por Fundaciones Grupo Petersen (Fundación Banco Entre Ríos, Fundación Banco Santa Fe, Fundación Banco San Juan y Fundación Banco Santa Cruz), para contribuir a la enseñanza de los contenidos de innovación tecnológicos y científicos.
Las temáticas abordadas son: educación, industria, energía, ambiente, salud, entretenimiento, alimentación, urbanismo y divulgación.

Acerca de la energía fotovoltaica

Descripta como “una energía que es sustentable, limpia y no deja huella de carbono, permite aplicarla a escuelas y hogares”, coinciden quienes llevan adelante el proyecto.

“Muchas veces se cree que es para grandes empresas o lugares a los que no llega la energía eléctrica, sin embargo es un sistema muy simple que puede ser aplicado a la vida cotidiana con una inversión inicial que se amortiza con el tiempo”.

A nivel nacional, “hay un caso de una escuela en el sur que es totalmente autónoma de la energía de red, es decir que solamente se abastece de energía fotovoltaica”, citan las docentes.

Asimismo, “una escuela primaria, ubicada sobre la Autovía Artigas, de Concepción del Uruguay hacia Gualeguaychú, tiene un medidor de doble salida que devuelve a la red el excedente de energía captada”, un caso similar que sobresale en Entre Ríos.Fuente: El Entre Ríos