Madre e hija quedaron de un lado del río, el padre del otro: Familia “partida” lucha por el reencuentro

Una madre y su hija se encuentran imposibilitadas de regresar al país; fue luego de un viaje a Montevideo donde falleció la abuela de la familia, por lo que se trasladaron hasta allí a darle el último adiós. Al querer regresar, les solicitaron un testeo de Covid que tiene un valor de 100 dólares cada uno; por lo que no han podido atravesar la frontera.

García Jurado reveló al diario El Día que le envió un correo electrónico al Fiscal Defensor y al Juez Federal para que actúen de oficio en el caso de la madre e hija varadas en Uruguay. El punto de conflicto es que Migraciones Argentina exige el testeo de seguro de salud que tiene un costo de 200 dólares totales.

“La familia no cuenta con esos recursos económicos, pero necesitan regresar a Pueblo Belgrano que es donde viven desde hace 3 años”, explicó el ex Juez.

“Deben ordenar el pase sin las exigencias incumplibles por su situación económica”, argumentó García Jurado. Ahora resta esperar la respuesta de la Justicia, para lograr acelerar y simplificar el trámite de esta familia.

El caso

Una mujer y su hija viajaron a Montevideo cuando se murió la abuela de la nena. Por ser de nacionalidad uruguaya, Migraciones de Argentina no las deja pasar la frontera si no pagan 200 dólares, que por supuesto no tienen.

Todo comienza con una familia oriunda de la República Oriental del Uruguay que hace casi 15 años que decidieron venir a vivir a Entre Ríos. Primero en Paranacito, donde tuvieron una hija, y desde hace dos años comenzaron a buscar un mejor presente en Pueblo Belgrano.

En marzo pasado comenzaron los trámites de residencia, pero por culpa de la pandemia el mismo quedó trunco. De pronto, llegó septiembre, y llegó con una mala noticia: la mamá de la mujer y la abuela de la nena había fallecido, por lo que ambas mujeres partieron rumbo a Montevideo para asistir a su entierro. En Pueblo Belgrano quedó el padre de familia, que para ahorrar dinero -del cual no les sobra, sino que por el contrario muchas veces les falta- no asistió al entierro de su suegra.

A partir de este hecho comenzó el problema: cuando quisieron volver a Argentina, más precisamente a Pueblo Belgrano, Migraciones de nuestro país las frenó y les dijo que no podía dejarlas pasar si no se hacían un test de coronavirus. (eldia)