Operaron del corazón a un bebé de 32 semanas en el vientre de su madre

El procedimiento se llevó a cabo en un trabajo conjunto entre Fundación Hospitalaria y el Hospital Italiano. “Evitamos que vaya a una serie de operaciones graves”, explicaron. En el mundo se realizaron 452 intervenciones, 50 en Argentina.

El cardiólogo infantil Pablo Marantz, director Médico de la Fundación Hospitalaria, explicó a Cadena 3 que se trata de una cirugía que se realiza en muy pocos casos, cuando hay una obstrucción a la salida de una arteria, ya sea la aorta o la pulmonar.
Ads by
Además, precisó que en el mundo se llevaron a cabo apenas 452 intervenciones como esta, de las cuales 330 son de aorta (como lo fue en este caso) y que en la Fundación, de 70 pacientes seleccionados, se realizó un total de 50 intervenciones.

Compleja intervención

El feto, de 32 semanas de gestación, fue operado con éxito del corazón en el vientre de su madre y durante la intervención participaron más de 15 profesionales. Los pacientes no tenían cobertura y provenían de un hospital público de La Plata y fueron derivados a la Fundación para este tratamiento.
“El paciente no tenía recursos y logramos que la Fundación nos permita hacerlo. Se pudo hacer porque ya estaba de término y no había tiempo para conseguir fondos de ningún lado. El paciente era de Rosario, pero llegó a La Plata y de ahí lo derivaron a nosotros”, indicó Marantz.

Procedimiento

En cuanto al procedimiento detalló: “A la madre lo único que le hacemos es una anestesia epidural como para un parto y no hay ningún problema porque se pone una aguja como cuando se hace una punción diagnóstica”.
“Lo que más cuesta es poner al feto en posición para que esté el corazón al alcance de la aguja que pone el obstetra y a través de la aguja se coloca un catéter bayón, como la que se hace con las coronarias, y llegamos a la arteria, la dilatamos y la abrimos y con eso desobstruimos el ventrículo”, precisó.

Patología menos severa

“Al abrir la arteria el ventrículo enseguida comenzó a funcionar y con eso conseguimos que el paciente nazca con dos ventrículos y no con uno solo, lo que después implicaría un alto nivel de mortalidad para tratarlo quirúrgicamente”, agregó.
“Le cambiamos la patología por una menos severa. Como el bebé se sigue formando en la panza, posiblemente necesite un cateterismo en el nacimiento, pero evitamos que vaya a una serie de operaciones graves y complejas”, explicó.

El desarrollo de las cirugías fetales comenzó a especializarse en 1998 y en el país la primera se realizó en 2005.
“Son patologías poco frecuentes y se hacen en pocos lugares porque hay que hacerse de experiencia y no hay muchos pacientes”, manifestó.
En la actualidad este tipo de intervenciones se realizan en apenas 15 centros en todo el mundo. Fuente: (Cadena3).