Villa Elisa: varias mujeres debieron reiterar denuncias de acoso ante el incumplimiento de medidas judiciales por parte del denunciado

En la ciudad de Villa Elisa, un hombre fue denunciado por acoso en diversas oportunidades. Las denuncias de varias mujeres fueron radicadas formalmente en la Justicia, la cual estableció como medidas restricciones perimetrales y el uso de botones antipánico. Sin embargo, las denunciantes indicaron que el denunciado continúa acosando y ejerciendo violencia, incluyendo la realización de amenazas a través de su propio muro de Facebook.

Por CLARA CHAUVÍN de EL MIÉRCOLES DIGITAL

Nota relacionada: Histórica movilización….

Días atrás, una joven Villa Elisa se animó a escrachar en redes sociales a un vecino de dicha localidad por los acosos que venía padeciendo. La publicación generó que más mujeres que venían atravesando la misma situación se animaran a hablar. Las situaciones de acoso iban desde acercarse en espacios públicos, perseguirlas por la calle y hasta manosearlas, explicaron a este sitio las víctimas.

Desde las colectivas de Mujeres Autoconvocadas de Villa Elisa se sumaron a acompañar a las víctimas. Ayelén Lambert, referente de la colectiva, comentó a El Miércoles Digital: “Nos comunicamos con la Línea 144 y desde allí asesoraron para hacer la denuncia a través del formulario del Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos”.

De esta forma se radicaron las denuncias, las cuales ingresaron al día siguiente al Juzgado de Paz de Villa Elisa.

Un día después, las denunciantes fueron notificadas por la Justicia que se estableció una restricción de acercamiento en un radio de 100 metros, por un plazo de 90 días, y junto con la complementaria utilización del botón antipánico.

Vale destacar que el texto de la medida indica: “Se le hará saber al denunciado que las medidas decretadas comprenden la prohibición tanto de actos personales directos como también cualquier vía telefónica, redes sociales, mensajes de texto o whatsapp; y que en caso de incumplimiento de las medidas se dará intervención directa e inmediata a la Unidad Fiscal, la que podrá disponer las medidas de la naturaleza penal que estime corresponder”.

Dos años atrás, otra mujer intentó denunciarlo por acoso pero la Policía no le tomó la denuncia por considerar que había falta de pruebas, sin tener en cuenta que la misma se enmarcaba en la Ley Nacional 26.485 de Protección Integral de las Mujeres.

El denunciado recibió la notificación el sábado de mañana. A pesar de esto, realizó todo tipo de comentarios en su red social. Hasta llegó a publicar el día domingo, casualmente un día antes del Paro Internacional de Mujeres del 8 de marzo, un llamativo mensaje que decía “08/03/21  1×1”.

“Lo tomamos como un incumplimiento de la medida de restricción y decidimos el domingo acompañar a una de las denunciantes a la Fiscalía de Colón pero no contaban con guardia personal. Fuimos al ‘Hogar Yanina’ y nos recomendaron que vayamos a la Comisaría de la Minoridad y Violencia Familiar. Allí nos dijeron que esa publicación de Facebook era claramente una amenaza de muerte y que era necesario denunciar el hecho. El hacer esa denuncia sería la herramienta que llevaría la causa al ámbito penal porque actualmente está en el fuero de lo civil. Pero por el momento ninguna de las chicas se anima a denunciar a menos que haya seguridad desde Fiscalía que no se van a dar a conocer sus nombres. Se sienten muy desprotegidas y temen que el tipo luego pueda tomar alguna represalia”, explicó la integrante de Feministas Elisenses.

De acuerdo a testimonios de vecinos que observaron el hecho, en el momento en que el denunciado fue notificado de las restricciones de acercamiento por parte de la Policía “fue tratado como si fuese un amigo”.

Dos años atrás, otra mujer intentó denunciarlo por acoso pero la Policía no le tomó la denuncia por considerar que había falta de pruebas, sin tener en cuenta que la misma se enmarcaba en la Ley Nacional 26.485 de Protección Integral de las Mujeres, la cual también contempla al acoso callejero como una forma de violencia de género.

Repudio a declaraciones policiales

Desde Mujeres Autoconvocadas repudiaron las declaraciones que el Segundo Jefe de la Comisaría de Villa Elisa, Daniel Iglesias, realizó el día lunes en un medio local al expresar que el denunciado “a simple vista parece muy tranquilo” y que “dice que las mujeres lo buscan a él y le dan los números de teléfono porque quieren verlo”.

La autoridad policial también explicó que: “Con el aislamiento aumentó gravemente la violencia de género” y que “21 botones de pánico no es preocupante, pero es alarmante”

En un contundente comunicado, desde la colectiva manifestaron: “En principio, varias de las denuncias hechas a éste acosador fueron desestimadas y, aún hoy, con más denuncias hechas, él sigue gozando de los mismos privilegios que cualquier otro ciudadano, manteniendo las mismas conductas abusivas con otras mujeres, incluso después de notificado de las restricciones vigentes, en sitios de acceso público de nuestra ciudad. Con estas declaraciones damos cuenta que, una vez más, quienes deberían protegernos, nos dejan expuestas al peligro”.

Asimismo, remarcaron la urgente necesidad de una capacitación en perspectiva de género para quienes ocupan cargos públicos.

(elmiercolesdigital.com.ar)