El juez Pablo Seró y el empresario avícola Joaquín De Grazia habrían sido victimas del espionaje.

Siguen surgiendo nombres de entrerrianos espiados por el macrismo a través de la Dirección de Migraciones. Ahora se supo que el juez Federal de Concepción del Uruguay, Pablo Seró; y el empresario Joaquín De Grazia, propietario de Granja Tres Arroyos, también fueron víctimas del sistema perpetrado por el entonces gobierno de Cambiemos.

Los nombres del magistrado y del titular de la compañía -que no es propiamente entrerriano, pero que tiene un fuerte vínculo con la provincia por sus emprendimientos comerciales- se suman a los conocidos en los últimos días, desde que se desató el escándalo.

Gustavo Bordet; Laura Stratta; Rosario Romero; Enrique Cresto; Martín Piaggio y Luis Miguel Etchevehere, entre otros, conocieron que habían sido espiados ilegalmente entre agosto y octubre de 2019, por la repartición que hoy conduce María Florencias Carignano, que destapó la olla el último lunes al mediodía en Telediario. (ahora)