Tras la denuncia, detuvieron al hombre que violó a su hija y la amenazaba por Facebook

La víctima hizo público su caso con El Doce porque estaba desesperada. La Justicia avanzó en la investigación y arrestó al acusado.

El detenido fue denunciado por su propia hija, que no bajó los brazos para pedir justicia.

Nicolás Sebastián Murúa (43), un abusador denunciado por su propia hija de haberla violado, fue detenido en las últimas horas en la Ciudad de Córdoba.

Nayla Janet Farías (18) decidió hacer público su caso y contar su historia a El Doce porque su padre biológico la amenazaba de muerte a través de Facebook Messenger. La víctima hizo la denuncia formal, la Justicia avanzó con la investigación y dispuso que el acusado quede bajo arresto mientras se desarrolla la investigación.

Desde la fiscalía de Delitos contra la Integridad Sexual le comunicaron la novedad a Nayla. “Sé que es un proceso largo, pero lo importante es que está detenido”, le dijo la joven este viernes a El Doce. La Justicia por estos momentos trabaja en dos causas paralelas: por un lado investiga el abuso sexual con acceso carnal y por otro las amenazas a través de las redes sociales.

El caso

Nayla reveló en sus redes sociales y ante este medio que el hombre comenzó a abusar sexualmente de ella cuando tenía 13 años. Antes el acusado había estado preso ser por cómplice de homicidio.

La joven se animó a denunciarlo por primera vez en mayo del 2019 cuando tenía 16 años. En ese momento el violador se alejó de la familia, pero en febrero de este 2021 reapareció en su vida amenazándola y acosándola a través Facebook. De hecho, hasta se jactaba de haber cometido los abusos.

El calvario resurgió cuando la víctima se encontraba en el centro de la ciudad repartiendo CV para buscar trabajo y se cruzó con su padre. “Me amenazó ahí mismo, me dijo de todo”, había relatado la semana anterior la joven.

Fue a partir de allí que decidió presentarse en el ministerio de la Mujer, donde recibió un botón antipánico. Sin embargo, las amenazas de muerte y el acoso continuaron por las redes durante toda la semana, por lo que Nayla y su familia tuvieron custodia policial permanente en la puerta de su casa durante estos últimos días.

https://static.xx.fbcdn.net/rsrc.php/v3/yG/r/mO_u9BwrOT4.png?_nc_eui2=AeEYUrnt3HZs3yW9vxiEui97stVCAmU2mAey1UICZTaYB3BLOhRGq_rmh73o5geNJUADI3vUyoYc_sdyTDr5TXYo

Soy el primer hombre que te probó en la vida. Pronto se te acabará la felicidad, hija. No me olvido de vos ni de tu madre, pronto me la van a pagar”, “Te voy a seguir haciendo la vida imposible”, “No me van a atrapar, primero las mato y después me mato yo”, son algunas de las crueles y tremendas amenazas que la denunciante recibía a través de distintos perfiles truchos de Facebook creados por Murúa.