“Ginecólogas con asistencia psicológica: M fue abusada toda su vida y la madre la usaba como tarjeta de crédito”

La periodista Viviana Canosa revolucionó a la audiencia en general por los escalofriantes detalles que filtró sobre lo que pasó luego del hallazgo de la nena de 7 años en Luján.

Viviana Canosa

Viviana Canosa, periodistaContenido

Las redes sociales y el buscador Google explotaron luego del editorial de la periodista Viviana Canosa en A24, en el que filtró detalles sobre el Caso M, verdaderamente escalofriantes:

“Las ginecólogas salieron llorando después de revisarla. Las propias ginecólogas debieron ser atendidas por psicólogos. Tuvieron que tranquilizarlas, no podían creer lo que estaban viendo. Lo que hizo este señor de llevársela, era algo cotidiano para ella”.

En medio de un fuerte descargo contra las feministas y todo el mundo progre, Canosa arremetió: “Muy tremendo. Las ginecólogas descompensadas, siendo atendidas por psicólogos y psiquiatras”.

“Es una tragedia lo que pasó, estamos siempre discutiendo cosas con una doble vara, con una doble moral, pero con la bragueta abierta. ¡Ciérrensela!

Lo de la niña es desesperante. Enterarme de lo que me enteré me partió en medio, y lo que más me angustia y me duele es que me siento una idiota, porque hablamos con el abogado, con un montón de políticos y el abogado del secuestrador.

Yo no puedo, no puedo contar, pero imagínense lo peor. Toda su vida esta chica fue abusada. Y yo lo voy a decir, no me importa nada”.

Justamente, ayer (22/03), Crónica TV envió al aire la entrevista que le hizo el actor Gastón Pauls Stella Beloso -la mamá de M.- y allí hablaron de su adicción. Ella sostuvo que consume pasta base “para estar bien” y aseguró que las veces que intentó dejar sintió calores en el cuerpo. “A mí no lleva a ningún lado la droga, es un pasatiempo”, manifestó.

“A mí no lleva a ningún lado la droga, es un pasatiempo”, aseguró la mujer y contó: “No se puede dejar de golpe o me enfermo. Pasé de tomar 50 bolsas a tomar 1”.

Stella agregó que siempre priorizó comprar comida para sus hijos y dejar el vicio para un segundo plano. “Siempre primero los chicos”, afirmó.

“Lo principal que necesito es una casa. Si tengo una casa, la pasta base queda afuera”, remató.

Su tía, Gabriela, confesó que la mamá de la nena secuestrada comenzó a consumir en el momento en que falleció un hijo.

Lo último que se supo de la causa judicial fue que el cartonero se negó a declarar el sábado (20/03) ante la jueza Fabiana Galetti, a cargo del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correcional N° 57. La información fue confirmada por un comunicado del Ministerio Público.

En tanto, el Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Gobierno porteño evalúa a su entorno para un eventual regreso de M. a su familia inmediata: “Que vaya a un hogar es la última opción”, afirmó el viernes Adriana Suárez Bedini, vicepresidenta del Consejo.

Según Infobae, a la menor no se le realizó la cámara Gesell, una pericia clave en una causa de abuso sexual de menores, ya que cuando se hizo la denuncia regía el aislamiento obligatorio debido a la pandemia y ese tipo de peritajes se volvían difíciles de realizar.

(urgente24.com)