$ 760.000 es el haber más alto que paga la deficitaria Caja de Jubilaciones, reveló su presidente

El presidente de la Caja de Jubilaciones de Entre Ríos, Edgardo Scarione, habló con Cuestión de Fondo (Canal 9 Litoral) sobre los avances logrado durante los siete meses de su gestión y la necesidad de profesionalizar el organismo, porque, reconoció, “carecemos de eficacia”. También habló de los desafíos en la administración de la Caja y de las jubilaciones más caras y las más bajas del sistema

—¿Cuánto se revirtió desde ese 30 de julio de 2020, cuando asumió en la presidencia, a hoy, la realidad de la Caja de Jubilaciones que es de las principales preocupaciones del Gobierno, de la oposición y la sociedad?

—Hemos revertido una parte importante en cuanto a la administración, que es lo que me encargó el gobernador cuando me dio esta responsabilidad. Y no solo lo económico, porque es tal vez lo más fácil, porque la nómina sale 3.600 millones de pesos, recaudamos 2.300 y pedimos 1.300, si no básicamente administrar todo el sistema previsional, la parte administrativa, todos los problemas que ya son sabidos y que dio lugar a este cambio de presidencia. Hemos trabajado en eso, hemos establecido y hemos profundizado las auditorías, no sólo en el sistema previsional tradicional sino también en el sistema de amas de casa, hemos logrado resultados. Y en la parte administrativa hemos logrado resultados bastante importantes, acabamos de establecer algunos acuerdos. Algunos que lo hicimos al empezar la gestión como fue el registro civil, que fue muy importante, ahora con la Uader para tratar de profesionalizar la Caja y hacerla más eficaz porque carecemos de eficacia y lo tenemos que reconocer.

—Ese es un diagnóstico fuerte.

—Sí, es algo que lo hablamos a diario con los compañeros de trabajo y que ellos mismos me han aportado los datos necesarios, y le puedo asegurar que todos o la mayoría, para lograr una Caja más eficiente. En todo sentido, desde el funcionamiento menor, hasta el reparto de expedientes, o lo que queremos lograr que es la digitalización, la cosas menores hasta la famosa resolución 77, fue un aporte de los compañeros de trabajo.

—¿Ha habido alguna inversión desde julio para acá?

—Hemos comprado tres PC, no más que eso. No ha movido la aguja. Pero la idea es que somos parte del presupuesto de la provincia y el gobernador sabe con la austeridad que me manejo, pero también somos conscientes que necesitamos si queremos lograr eficacia, no solo la parte humana sino también la parte material.

—Cuando usted llega se encuentra con no pocos ñoquis, gente que cobraba sin trabajar ¿lo revirtió en su totalidad?

—Hemos prolijado la situación del grupo de personal de la Caja. Hoy estamos las personas que trabajamos todos los días y, de alguna manera, las personas que habían pedido adscripciones o demás, hemos legalizado la situación, ya sea mediante afectaciones o adscripciones, pero el gran porcentaje de la Caja concurre a diario, y estamos trabajando normalmente. Todos los que estamos hoy presentes en la Caja sabemos el rol que ocupamos, obviamente que llev esfuerzo.

—¿Cuánto se revirtió la situación de jubilados y amas de casa que habían fallecido y seguían cobrando?

—Mire, se ha revertido casi en su totalidad. Y voy a insistir siempre en lo mismo: siempre vamos a tener algún caso, porque nosotros dependemos de información externa. Obviamente haber logrado en agosto llevar a cabo el convenció con el Registro Civil nos ha facilitado enormemente la situación, el poder haber entablado una relación verbal con la gente del SINTyS que ha colaborado y tenemos una charla con el Renaper para ir perfeccionando los sistemas de control cruzado, y recuperamos un dinero que nos permitió pagar una nómina y media de haberes prácticamente sin pedirle al IAFAS, y eso fue importante, y mes a mes mandamos al Banco de Entre Ríos lo que nosotros creemos que están fallecidos o que aparece en el SINTyS. No siempre es la información actual, pero lo vamos haciendo mes a mes, no sólo en el sistema previsional, sino en el sistema de amas de casa.

—¿Cuánto se recuperó y cuánto falta recuperar?

—En cuanto a dinero en el sistema tradicional deben ser 200 millones más o menos, y en amas de casa seis millones como mucho. Eso se recuperó. Siempre va a faltar algo porque siempre corremos de atrás, a veces recibimos la información con dos o tres meses de retraso, entonces durante esos meses tenemos que pedirlo al banco, y a veces, cada vez menos por suerte, las personas que utilizan la tarjeta y utilizan ese dinero, hemos hecho la denuncia en el Juzgado.

—¿Han contado con la colaboración del personal policial o judicial en otras provincias?

—No, pero directamente los bloqueamos y ya no pueden seguir cobrando. Trabajamos con el Banco de Entre Ríos y lo hacemos a diario, y han prestado su colaboración más allá del convenio que hay entre la provincia y el banco, desde el primer momento.

—¿Ha habido sumarios administrativos internos por esta cuestión?

—Nosotros elevamos un informe, la Dirección de Sumarios está trabajando, el expediente llegó hace una semana, tenemos que completar una cantidad de informes muy importantes, y eso después depende de la Dirección de Sumarios.

—En la anterior administración nacional se acordó de un ingreso de la Nación importante ¿Eso sigue funcionando hoy?

—Sigue funcionando, el dinero es aproximadamente el 40% del déficit, más o menos 4.000 millones de pesos, eso lo maneja Economía y entra a Rentas Generales, y la semana pasada recibimos información de Anses en el cual estaban haciendo los ajustes de 2018 y 2019. Nosotros completamos balances de 2018, 2018, 2019 que todavía no habían sido presentados por parte de nuestro organismo. Hay un pequeño incremento pero va por el porcentaje del déficit.

—Algunos dicen que en la época de Elías el cálculo de liquidaciones lo realizaban dos personas a lápiz y papel ¿Era así? ¿Cambió?

—Uno de los puntos que tenemos que mejorar es las dos áreas que son fundamentales en la Caja como Cómputos y Liquidaciones. En Cómputos hemos establecido un acuerdo con la UNER, hemos incorporado pasantes y medianamente hemos solucionado el problema. En Liquidaciones que es muchísimo más grave, porque no tenemos la gente necesaria y no se hace de un día para el otro también incorporamos pasantes y también estamos a la expectativa de poder mejorar esa situación. La liquidación en sí se hace, el problema nuestro son los retroactivos, que ahí sí tenemos un punto flaco y que tenemos que atacarlo de alguna manera. Hace dos semanas sacamos una resolución, tratamos de sistematizar la situación de los reclamos, porque si no viene alguien en mesa de entradas y dice “me parece que cobro mal” y se arma un expediente. Vamos a tratar que diga por qué cobra mal. Hemos tomado ùvarias de esas decisiones, que a veces no son simpáticas porque antes sacabas una medida que beneficiaba a uno, dos o tres. No, acá tratamos de hacer las cosas profesionalmente y no beneficiar a uno o dos y embromar a un montón.

—¿Cuál es la jubilación más alta que se paga?

—Alrededor de 760.000 pesos, siempre hablamos de sueldo bruto, nominal. Mayores de 600.000 pesos tendremos 10, 12, no más.

—¿Y el que menos cobra, cuánto es?

—Hay casos especiales que cobran, 18, 20 mil pesos, pero básicamente el promedio más bajo que tenemos en escalafón que debe ser el municipal debe ser 32.000. Nuestra jubilación media es de 57.200 pesos aproximadamente.

—¿Cuántas pensiones y jubilaciones a la vez se pagan hoy?

—No tengo el número preciso, pero es importante, más en una provincia donde muchos somos empleados públicos.

Fuente: Análisis Digital y Cuestión de Fondo