Incorregible: Estaba por ir a juicio abreviado, volvió a amenazar a su ex pareja y lo detuvieron

Hay sujetos que lamentablemente no entienden o directamente, nada les importa lo que representa una restricción judicial impuesta por un magistrado y la gravedad que tiene violar estas disposiciones.

Estos casos, lamentablemente, se ven muy seguido en causas relacionadas a violencia de género, que en muchas ocasiones terminan de la manera más trágica y cuando es muy tarde.

Este lunes se iba a desarrollar un juicio abreviado, en relación a una causa de estas características, para lo cual las partes habían arribado a un acuerdo, que incluye además la conformidad de la parte damnificada, pero se debió suspender, dado que la Fiscalía solicitó sorpresivamente la prisión preventiva del sujeto, ya que fue nuevamente denunciado por la víctima por otra situación de amenazas y violación de restricciones.

El protagonista de esta lamentable historia es Luciano Omar Ríos, de 31 años de edad, de profesión albañil, quien es representado por el defensor particular, doctor José Pedro Peluffo, en causas que lleva adelante la fiscal Auxiliar, Dra. María de los Angeles Becker.

Este sujeto, tenía una orden impartida en fecha 02 de enero de 2021 por el Sr. Juez de Familia N°2, la prohibición de acceso y acercamiento en un radio de 200 mts. al domicilio de su es esposa, prohibición de realizar actos perturbadores contra la misma, tanto en su domicilio, como en la vía pública, y prohibición de realizarle llamadas telefónicas amenazantes, mensajes de texto, e-mail, redes sociales, etc.

Según consta en la causa, todo esto a raíz de hecho de violencia de género en perjuicio de su ex pareja, que llevó a la Instrucción Penal Preparatoria en manos de la doctora Becker.

Cuando todo se encaminaba a un juicio abreviado, la víctima volvió a denunciar a Ríos, cuando el pasado 23 de marzo, siendo las 18:00 horas, este ingresó intempestivamente a la casa de la mujer, en Barrio 30 Viviendas, comenzando a insultarla para posteriormente sacar el picaporte de la puerta de ingreso y arrojarlo contra un televisor al que le rompió la pantalla.

Con su actitud Ríos desobedeció claramente la orden impartida por el juez, por lo que la Fiscalía solicitó ante el juez de Garantías, doctor Gustavo Díaz, la detención y prisión preventiva, lo que se trató en audiencia de este lunes.

Escuchadas las partes, el juez dispuso que el imputado Ríos, sea sometido a la medida requerida por la fiscal, por el plazo de 40 días y su alojamiento en la Alcaidía de Comisaría Primera.

Si bien no hubo declaraciones de las pares, seguramente se deberá tratar nuevamente la situación de Luciano Omar Ríos, quien se vería en cierta manera beneficiado con un juicio abreviado, pero por lo sucedido, claramente no acata las órdenes judiciales, por lo que su conducta podría ser muy peligrosa para con la víctima, por lo que no sería de extrañar que sea llevado a juicio oral y pasible de una pena más severa. (03442)