Gritos e insultos a policías que desactivaron una fiesta clandestina

Un llamado anónimo por la música alta permitió a personal policial desactivar una fiesta clandestina en calle Río Iguazú al 300 de la ciudad de Colón, minutos después de las 4 de la madrugada de este viernes.

En el lugar, un joven de 23 años manifestó que estaba festejando su cumpleaños con aproximadamente 25 personas. Se les solicitó a los invitados que se retiren del lugar, procediendo a notificarlos del DNU en vigencia, mientras personal de Inspección labró un acta de estilo al propietario.

Interfiriendo en el procedimiento policial, un joven de 22 años de edad en estado de ebriedad, profiriendo gritos e insultos, por lo que fue trasladado a jefatura departamental por s/inf. A los art. 41º y 43º de la ley provincial 3815 y modificatorias vigentes.