“Gatillo fácil”: la ministra Romero desmintió al jefe de policía de Gualeguaychú

La ministra a cargo de la Policía desmintió al jefe departamental de Gualeguaychú que había hablado de “formación nula” para manejar armas.

Jurado estancado, gatillo fácil y fiscales con distinta vara

“Gatillo fácil”, seguridad democrática y derechos humanos

La aseveración de un jefe policial respecto de la falta de capacitación e idoneidad de los policías entrerrianos en el manejo de armas provocó la inmediata reacción de las autoridades políticas y un “llamado al orden” al autor de la temeraria manifestación, publicó Página Judicial.

En el juicio donde se juzgaba a un policía por el crimen de Iván Pérez, en un caso de gatillo fácil, el jefe departamental de Gualeguaychú, Cristian Hormaechea, dijo bajo juramento que la capacitación de los policías luego de que egresan de la escuela de oficiales “es prácticamente nula” y agregó que “por ahí se juzga a un funcionario, de la fuerza que sea, como si fuéramos idóneos en la portación de un arma y veces solo aprendimos cómo es el mecanismo para el armado, desarmado y para efectuar un disparo o descargar un arma. Pero a la idoneidad de un arma, la capacitación que se brinda no es la adecuada”.

Quien salió al cruce del jefe policial fue la ministra de Gobierno y Justicia, Rosario Romero, para desmentir a Hormaechea ante la gravedad de sus dichos. “No es así”, dijo la funcionaria, que además le pidió al jefe de la Policía de Entre Ríos, Gustavo Maslein, que prepare un informe de todas las capacitaciones que se han hecho durante su gestión.

La ministra insistió en que “no es así como lo dijo Hormaechea; las capacitaciones en el manejo de armas se hacen y es una de las cuestiones de formación básicas que tienen, tanto los agentes como de los oficiales”.

“No me gustó, me pareció muy desafortunado”, señaló la ministra Romero en diálogo con el programa En el dos mil también (FM Litoral). “Me sorprendió, y me sorprendió de Hormaechea, una persona muy dedicada a su función. Interpreto que puede haber querido decir que el año pasado estuvimos más flojos en las capacitaciones presenciales por la pandemia, pero me pareció muy desafortunado lo que dijo”, agregó.

En ese sentido, resaltó que “la Escuela de Oficiales de Paraná es de avanzada y ha sido destacada como ejemplo en muchos lugares del país; tiene polígono de tiro y virtualidad incorporada para practicar; y lo mismo ocurre en la Escuela de Agentes de Villaguay. Además el Jefe de Policía siempre insiste con las capacitaciones”.

El problema es que antes de que lo dijera Hormaechea, los fiscales Juan Francisco Ramírez Montrull y Gonzalo Badano utilizaron el mismo argumento para exculpar a los asesinos de Gabriel Gusmán, otro joven que fue víctima de gatillo fácil.

Por otra parte, la ministra aseguró que los casos de gatillo fácil y de violencia policial que se han registrado en la provincia en los últimos años “son completamente excepcionales” y que la Policía de Entre Ríos está “adiestrada, formada y con buenísima conducta”.

Según dijo, cuando se han registrado casos de violencia institucional los policías fueron sometidos a sumario administrativo y fueron separados de sus cargos mientras duró el proceso penal y explicó que “cuando ocurrió la muerte de Gusmán, en Paraná, los agentes que están involucrados penalmente y con una resolución favorable de la fiscalía, fueron sometidos a sumario hasta que el proceso penal termine” e insistió en que “no dejamos de mirar y proteger a la Policía. ¿Qué es proteger a la Policía? Velar porque ningún policía que comete un delito esté dentro de la fuerza policial. Los casos son excepcionales”.

(elmiercolesdigital.comar)