“Me transfirieron 30 lucas por error”, el dueño lo buscó y devolvió el dinero

Sebastián Antonelli recibió ese monto por un error tras una operación con “criptomonedas”, pero no dudó en decidir regresarlo a su dueño y contó su experiencia en las redes sociales, donde recibió miles de felicitaciones.

Sebastián Antonelli es un joven de la ciudad de La Plata que recibió, de manera accidental, una transferencia de 30.000 pesos en su cuenta bancaria. Se enteró de ello el martes a la mañana, cuando la persona que era el destinatario original de ese dinero se comunicó con él a través de sus redes sociales.

Sebastián, entonces, decidió devolver ese monto a la persona a la que le correspondía y compartió su acción en su cuenta de Twitter, donde, por su manera de proceder, recibió infinidad de mensajes de felicitación por parte de los usuarios, que lo colmaron de comentarios positivos.
“Un desconocido me transfirió 30 lucas por error. Se las devolví. Necesito que me digan que no soy un pelotudo”, escribió Antonelli en un tuit en su cuenta, el miércoles pasado. Pero ninguno de los cientos de tuiteros que le respondieron le dijeron nada malo por su noble gesto, sino todo lo contrario.

“Recibiste $30.000 por error”

Todo comenzó en la mañana del pasado martes, cuando, chequeando sus redes sociales, Sebastián abrió un mensaje privado de Twitter que decía: “Hola, Sebastián, necesito comunicarme con vos. Pasame un teléfono. Hice una transacción, copié tu CBU sin querer y recibiste fondos ($30.000) que te enviaron por error. Fijate si me lo podés mandar a mi CBU”.

Sorprendido por el mensaje, y temeroso de que pudiera tratarse de alguna maniobra para estafarlo, el joven analista de sistemas, que vive en Los Hornos y fue recientemente papá de una beba, fue a fijarse en su cuenta si efectivamente había recibido ese monto inesperado. Y sí, los 30.000 pesos estaban ahí.

Operación con criptomonedas

“Yo tenía miedo de que fuera una estafa. Muchos me comentaban que hay un cuento del tío que te sacan un préstamo a tu nombre y te mandan a tu cuenta, vos los transferís y te quedás con la deuda”, explica Antonelli a La Nación.
“Me pidió el teléfono, pero yo le pedí el de él para chequear (continua el joven, que está a punto de cumplir 38 años). Lo llamé, era una persona de Rafaela, Santa Fe, con familia, tres hijos. Hizo una operación con criptomonedas, y le había pasado a la otra persona mi CBU en lugar del suyo. Me mostró todas las capturas, y llamé también al banco”.

Devolverlo

Más allá de las sospechas lógicas que le generó a Sebastián haber recibido ese dinero, que podía ser alguna forma de timo, él siempre tuvo la certeza de que tenía que regresarlo. “Nunca dudé en devolverlo. Me llegó de arriba algo por primera vez en mi vida, y al siguiente segundo dije: ‘Esto puede ser algo importante para alguien’”.

Ponerse en el lugar del otro y pensar “tranquilamente me puede pasar a mí”, fue lo que llevó a Sebastián a realizar la devolución el mismo martes por la noche, luego de hacer todas las averiguaciones. Es decir, la misma jornada que comenzó con “30 lucas de arriba” en su cuenta, como dice él, finalizó con el dinero devuelto.

Agradecido

“La persona estaba superagradecida. Me dijo: ‘Después te alcanzo algo’, pero la verdad que uno no lo hace por eso”, contó Sebastián. Consultado sobre cómo este hombre había dado con él, Antonelli respondió que su nombre había aparecido en la captura de la transacción fallida, y a partir de ahí, a través de Google, el preocupado rafaelino lo pudo encontrar, y comunicarse con él en las redes.
“El hombre comparó la foto que yo tengo en la billetera virtual con mi foto de las redes, le pareció que coincidían y me contactó”, señala Sebastián.

La repercusión en las redes

La conclusión de esta noble acción del joven de Los Hornos se dio, como suele ocurrir en estos tiempos, en las redes sociales. Cuando el miércoles a la mañana Sebastián publicó lo que había hecho en su cuenta de Twitter, no imaginó la inmensa repercusión que iba a tener.
Su escueto tuit contando lo que había pasado cosechó hasta el momento, casi 50.000 likes y centenares de mensajes, la mayoría, por supuesto, en tono positivo.

Mensajes

“¡Perfecto! No sos ningún pelotudo. Todo es según como te criaron”, escribió una usuaria.
“Sos un buen tipo. Solo pensar lo que sentiría yo si me mandara esa c… (pifiar el destinatario de una transferencia) lo confirma ampliamente”, escribió otro.
Y un tercero escribió: “Sos un sobreviviente de la Argentina honesta, trabajadora y con los valores que nos inculcaron nuestros viejos y abuelos. Fundamental que lo sepan tus hijos que esa es la manera de andar por la vida”.
Sebastián tiene trabajo freelance y es flamante papá, por lo que el dinero, como él mismo dice, no le hubiera venido nada mal. Sin embargo, señaló que nunca se le pasó por la cabeza quedarse con esos fondos. “Siempre estuve seguro de lo que hacía”, concluyó. (elonce.com)