Cuando la vocación de ayudar al prójimo no tiene jurisdicción ni horario de trabajo (ver Video)

En hora de la noche de este martes 13, el cabo Mauricio Irigoitía, que es miembro del Cuerpo Activo de Bomberos Voluntarios Ceibas, estaba franco, pero asistió a una persona en la vía pública, la cual estaba tirada en la calle con evidentes problemas de salud.

El incidente ocurrió alrededor de las 19 horas, cuando el servidor público iba en su vehículo a su casa en el barrio 348 de Gualeguaychú.

Fue en ese momento que pudo observar a una persona caída en la zona de la vereda y  que al atenderla se percató de que estaba con convulsiones, por lo que solicitó la intervención de personal médico, quedándose en el lugar y asistiendo al hombre hasta la llegada de la ambulancia del hospital Centenario.

La persona asistida resultó ser un joven de unos 28 años, quien afortunadamente se recuperaba en el nosocomio de Gualeguaychú. (03442)