“Padres Organizados” responde a Agmer, tras su pedido de suspender las clases presenciales

La red de padres conformada a nivel provincial planteó su preocupación ante el comunicado firmado por la comisión directiva central de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos, con una solicitud de volver a la virtualidad en los departamentos con transmisión comunitaria de Covid-19.

“Intentan incidir unilateralmente sobre las políticas educativas entrerrianas, desconociendo la evidencia científica, ignorando la idea de salud integral y olvidándose de nuestros niños, niñas y adolescentes”, afirman desde la organización en un nuevo documento.https://media.elentrerios.com/viewerjs/#../docs/2021/04/19/1618854680.pdfEl incremento de contagios “no puede adjudicarse a la presencialidad: no hay evidencia, las burbujas aisladas muestran que los contagios no se producen en la escuela”, a lo que dejan planteado un interrogante. “¿Cuántas hay aisladas con más de un caso?”.

“En la escuela es más seguro”

De acuerdo a “Padres Organizados de Entre Ríos”, toda la evidencia recabada a lo largo de un año de pandemia, indica lo siguiente:

1. Las escuelas no amplifican la curva de contagios.

2. Los niños no son super contagiadores como se suponía al inicio.

3. La implementación de protocolos funciona, que las escuelas sirven para detectar casos y evitar la cadena de contagios en una población mayoritariamente asintomática, que las posibilidades de contagio en la escuela son menores que fuera de ella.

Es decir, “en la escuela es más seguro”, resumen.

El argumento de la vulnerabilidad social

El cierre de las escuelas, “no solo incumple la Convección Interamericana de los Derechos de NNyA, sino que además, impacta de manera cruel en la infancia”, según esta red de padres entrerrianos, quienes consideran asimismo que suspender las clases presenciales expone a los más chicos ciertas vulnerabilidades:

-El 80% de los casos de abuso sexual se detectan en las escuelas, el año pasado se realizó solo un tercio de las denuncias respecto al 2019. Dejamos a nuestra niñez en manos de sus victimarios.

-En Argentina, con el 60% de la infancia pobre, en una provincia con la segunda ciudad más pobre del país, la ausencia de presencialidad incrementa la inseguridad alimentaria.

-El 84% de los adultos que acompañaron en sus tareas escolares a los NNyA que pudieron conectarse, fueron mujeres. De ese 84%, el 50% no había terminado el secundario.

-Según datos del INDEC sobre la virtualidad 2020, más del 50% de los alumnos de escuelas públicas primarias NO CUENTAN con dispositivo para conectarse, solo el 27% logró vinculación diaria y tan solo el 44% realizó las tareas de manera aceptable.

“Si queremos profundizar la brecha social, y perpetuar los círculos de la pobreza, cerremos las escuelas”, ironizan desde la organización de padres, antes de recordarles lo siguiente a los docentes afiliados a Agmer: “Los protagonistas del proceso educativo son los alumnos”.

“Cuentan con nosotros en su reclamo por equipos de protección personal, artículos de limpieza y todo aquello que garantice una mejor implementación de los protocolos y cuidado de cada miembro de la comunidad educativa”, aseguran. Y con esa misma convicción, “exigimos al gobierno nacional que arbitre los medios necesarios para vacunar a la población, es prioritario para no seguir empujando a más compatriotas a la pobreza, a más niños, niñas y adolescentes a la deserción escolar y la ignorancia”, concluyen.

A los más chicos, otro mensaje: “NO ESTÁN SOLOS. Vamos a seguir defendiendo su derecho humano y social a la educación, a una vida plena y a la salud integral. Cuentan con nosotros”.

Fuente: El Entre Ríos / Prensa Padres Organizados