La ciudad de Buenos Aires mantendrá abiertos los jardines de infantes, las escuelas primarias y aplicará un sistema bimodal en la secundaria: en todo lo demás acatará el DNU de Alberto Fernández

Son las medidas que anunciará el gobierno porteño tras la definición del Presidente de extender las restricciones para frenar la segunda ola. También se establecerá el teletrabajo en CABA y se limitará el funcionamiento de la administración pública porteña y la actividad de la construcción. Alerta por las camas de terapia intensiva e incertidumbre sobre la llegada de más vacunas

El gobierno de Horacio Rodríguez Larreta anunció el mantenimiento de las clases presenciales en jardines de infantes, escuelas primarias y educación especial y pondrá en marcha un sistema bimodal de virtualidad en el ámbito de la secundaria, tras la definición del presidente Alberto Fernández de aplicar una extensión al DNU que aplicó fuertes restricciones para enfrentar la segunda ola de la pandemia de coronavirus. Se definió volver a la modalidad de teletrabajo para todas las empresas y estudios profesionales, se establecerá que la mayoría de la administración pública porteña deberá hacer trabajo remoto y se limitará la actividad en las grandes obras de construcción.

La decisión fue tomada en el marco de la recuperación del diálogo entre los Ejecutivos nacional y porteño, tras semanas de confrontación y disputas por los alcances de las medidas para frenar los contagios de COVID-19 en el área metropolitana de Buenos Aires. En esos diálogos hubo una coincidencia sobre la necesidad de aliviar la presión sobre el sistema de salud debido a la alta ocupación de las camas de terapia intensiva y poner en marcha más controles para limitar la circulación social. Todo mientras persiste la incertidumbre sobre la llegada de las vacunas suficientes para enfrentar el pico de contagios.

La Ciudad de Buenos Aires decidió cumplir con todo lo anunciado por el presidente Alberto Fernández, pero aplicará un esquema específico para las clases en el ámbito porteño. La existencia de sondeos de que el 80 por ciento de los porteños está a favor de la presencialidad y de que no hay evidencia científica de contagios en las escuelas fueron la base para que se resolviera poner en marcha una serie de medidas en la Educación. Al respecto, no se modificará el actual esquema en los jardines, la primaria y la educación especial, pero en el ámbito de la secundaria analizan un sistema bimodal, que podría ser mitad presencial y mitad virtual o, en los años superiores, virtual al 100%.

Todas las demás medidas anunciadas por el gobierno de Alberto Fernández será acatadas, mientras que en la administración se pondrá en marcha una drástica decisión para que todo el trabajo de las oficinas públicas que pueda realizarse de manera remota se realice sin concurrir a los lugares de trabajo. En la construcción, la decisión que se anunciará es la limitación de las obras de más de 2.500 metros cuadrados, pero se mantendrán en funcionamiento las que no superen esa superficie, a fin de preservar el empleo y no paralizar obras en viviendas, refacciones y otras, pero con estrictos protocolos para evitar la transmisión del virus.

Como lo dispuso el gobierno nacional, se restringe la circulación entre las 20 y las 6, la gastronomía funcionará hasta las 19 con atención al aire libre, se suspenden las actividades culturales, recreativas y deportivas en lugares cerrados y las actividades en espacios abiertos estará limitada a un máximo de 10 personas, entre otras medidas.

Las medidas está previsto que fueron anunciadas por el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, en una conferencia en la sede de la Comuna, en el barrio de Parque Patricios.