Con la segunda dosis, “ganás pasaporte verde para acceder a las actividades restringidas”, contó entrerriano que vive en Israel

Tiago Collado tiene 18 años y es de Paraná. Llegó a Israel hace apenas tres semanas, en el marco de un plan de estudios que lo tendrá en ese país hasta diciembre.

Como se sabe, Israel está viviendo una nueva normalidad en el marco de la pandemia por el coronavirus. Días pasados, eliminó la obligatoriedad del uso del barbijo en la vía pública y tiene un elevado porcentaje de la población vacunada.

El entrerriano, que jugaba al básquet en el Club Sionista, contó que desde el momento en que llegó a Israel, debió cumplir con una cuarentena de 10 días, luego se sometió a un hisopado y ya recibió la primera dosis de la vacuna de Pfizer, teniendo además el turno para la segunda aplicación.

Como parte del plan de estudio que llevará a cabo durante este año, conocerá todo el país y las universidades.

Consultado sobre la vida social en Israel, dijo que “es como si el virus no existe”, aunque hay restricciones para algunas actividades que son en espacios cerrados, como boliches y shoppings.

“Pero cuando tenés la segunda dosis de la vacuna, te ganás un pasaporte verde para poder tener acceso a esas actividades que están restringidas”, indicó Tiago y agregó que ya no hay restricciones horarias y volvieron las clases presenciales.

Si bien el uso del barbijo en espacios públicos no es obligatorio, el joven señaló que decide usarlo de todas maneras, ya que debe cuidarse de no enfermarse, porque eso no sería una buena experiencia dentro de sus metas de estudio. Y agregó que cada 3 días tiene que someterse a un hisopado.

Fuente: El Once