Pidieron seis años de prisión para sujeto acusado de narcomenudeo en Concepción del Uruguay

La semana pasada concluyó el juicio oral por narcomenudeo, que tiene como acusado a Federico José Caire, quien fuera representado por el doctor José Pedro Peluffo, causa llevada adelante por la fiscal María Albertina Chichi, Agente Fiscal N° 4, reemplazada en debate por la doctora María Becker.

Como se informara oportunamente, el juicio se desarrolló en la Sala de Audiencias de Tribunales de Concepción del Uruguay, ante los vocales Mariano Martínez, Evangelina Bruzzo y Fernando Martínez Uncal.

Tras varias jornadas donde pasaron diferentes testigos presentados por las partes, el pasado viernes se procedieron a los alegatos.

La fiscal dio detalles de los hechos imputados y destacó la cantidad de elementos y testimonios presentados en el juicio, que corroboran a su criterio la responsabilidad de Caire en este delito, por lo que solicitó la pena de seis años de prisión efectiva.

La Fiscalía hizo resaltar la clase de vida que llevaba el acusado, con lujos que no podría darse si se tiene en cuenta que es changarín y con familia a cargo, resaltando que tenía su casa en al Barrio La Rural y alquilaba un acabaña por un monto considerable, sin problemas de pagos, cambiaba de auto, tenía tres motos registradas a su nombre, cinco celulares y varias notebook, entre otras cosas.

Por otra parte, resaltó el hecho de haberse secuestrado numerosos elementos de corte empleados para preparar las sustancias para la venta, desvirtuando lo dicho por la Defensa de que se trataría de elementos para hacer “manualidades”, algo que no pudo ser demostrado.

La Defensa

A su turno, el doctor José Pedro Peluffo, se opuso al pedido fiscal argumentando que de la prueba producida durante el debata, no quedó acreditado que Caire comercializaba estupefacientes y sostuvo que su cliente fue objeto de seguimiento, que luego fueron abandonados ya que no se pudo acreditar dichas sospechas, pero con el tiempo cuando los federales hacían tareas de prevención y vieron a su cliente en un auto y percibieron olor a estupefaciente, ya que su cliente es consumidor, quien fue detenido y luego liberado.

Peluffo sostuvo que después intervino la Policía de Entre Ríos, y allí se procedió por lo que considera celos profesionales entre las fuerzas y se lo sigue, llegando a los allanamientos que si bien llevó al secuestro de elementos y estupefacientes, no se pudo demostrar que eran para la venta.

El abogado o no negó que lo encontrado en poder de su cliente no fuera propiedad de este, pero sostuvo que no se pudo acreditar que fueran elementos o sustancia para la venta y que no hay pruebas de la comercialización ya que no hay fotos que lo acrediten.

Por todo lo expuesto, consideró que se debía descartar la acusación en los términos de la Fiscalía y si hay algún reproche a su asistido que no sea el de consumo, debía ser el de tenencia simple de estupefacientes y la pena debe estar en el mínimo legal previsto en suspenso y la aplicación de reglas de conducta.

Pidió perdón

Finalizado el debate, se le concedió la palabra al acusado Caire, quien pidió perdón a su familia, ya que nunca pensó que culpa de su adicción, iba a pasar por esta situación y que quiere cambiar las cosas de ahora en más y hacer algún tratamiento que lo saque de “esta porquería”.

Luego de escuchadas las palabras del imputado, el presidente del Tribunal, doctor Mariano Martínez, dio por cerrada la audiencia y dispuso dar lectura al veredicto dentro de los próximos 5 días hábiles, lo que podría ser el viernes próximo, dada la agenda del Tribunal. (03442)