Para montar aulas virtuales, necesitan la donación de televisores en desuso

La bimodalidad puso a docentes y directivos frente a nuevas dificultades por sortear para llevar adelante el ciclo lectivo 2021, donde la creatividad y la buena voluntad cobran relevancia.

En la Escuela Secundaria N° 6 “Esmeralda Bertelli” –barrio El Brillante, en la localidad de San José- tomaron la iniciativa de montar aulas virtuales. Para ello, piden colaboración a la comunidad.

“La escuela cuenta con 270 alumnos, muchos de ellos de familias que vinieron a nuestra provincia buscando posibilidades laborales. Cuando iniciamos el ciclo lectivo 2021 nos encontramos con que tres de nuestros docentes –por ser de riesgo- iban a trabajar desde la virtualidad, subiendo las actividades a los grupos de whatsaap y al drive creado por la escuela”, cuenta a El Entre Ríos Patricia Segovia, rectora de la institución.

Fue entonces cuando se encontraron con la dificultad de que muchos de sus alumnos comparten celular con sus hermanos o no tenían conectividad a internet. “Los preceptores les prestaban su celular mientras estaban en la escuela, así podían bajar las actividades y realizarlas en la misma institución. Pero con el correr de los días se fueron aislando burbujas en otras escuelas con las que compartimos docentes, por lo que llegamos a tener siete profesores aislados, más los que son de riesgo. Entonces, los celulares que les prestaban a los chicos no alcanzaban”.

“Gracias a la donación del padrino de la escuela, pudimos comprar los cables para conectar un televisor viejito que teníamos en la escuela a la computadora, para proyectar las clases virtuales”, continúa relatando.

“Sin embargo, seguimos con el problema de que al tener varios docentes aislados y una única aula virtual, entre un grupo y otro debían esperar el tiempo de desinfección. Por eso decidimos hacer extensivo el pedido a la comunidad, para que –si pueden- quienes tengan un televisor en desuso lo donen a la comunidad, como así también cables HDMI. Desde ya se los vamos a agradecer”.

La rectora explica que “la idea es armar un aula virtual en cada uno de los cursos y así evitar el traslado de los alumnos, además de aumentar los megas de internet para que llegue a todas las aulas. De esta forma se facilitará la tarea de los alumnos que no cuentan con dispositivos o internet, además de transformarse en una herramienta pedagógica importante para los docentes que asisten en forma presencial”.

“No contamos con cooperadora que pueda ayudarnos con la compra de lo que necesitamos, sino que lo conseguimos con gestiones que hacemos desde la institución”, agrega para finalizar.

Fuente: El Entre Ríos