Deberá pagar 300.000 pesos por matar a tiros a los gatos de sus vecinos

La mitad del pago se realizó este martes, a tres días de la firma de un juicio abreviado en el que el hombre aceptó una pena de un año y medio de prisión en suspenso por matar los gatos de sus vecinos.

Un hombre fue imputado por crueldad animal luego de matar a tres felinos de sus vecinos y herir a otros dos, con un rifle de aire comprimido, en el barrio Barranquitas, de Santa Fe. En el marco de un juicio abreviado, los dueños de los gatos heridos y asesinados, recibieron un resarcimiento económico.

Maximiliano Oscar Eschoyez, autor de los disparos, debió abonar la suma de $ 30.000 por cada felino. Es decir, $ 150.000 en total, sumado a una donación igual a una entidad protectora.

Acusado de los delitos de maltrato animal y violación de medidas contra la pandemia luego de que sus vecinos lo denunciaran por haber atacado a sus mascotas con un aire comprimido, Eschoyez aceptó la pena de 1 año y 6 meses de prisión en suspenso. El escrito que suscribió también comprendía el resarcimiento económico a los dueños de los gatos, la donación de $ 150.000 a una entidad protectora de animales (a pagar en tres cuotas) y que se le retiraran los permisos para poseer armas de fuego.

El juez penal José Luis García Troiano condenó al hombre de 31 años durante la audiencia que tuvo lugar el pasado sábado por la mañana, una vez que la fiscal María Laura Urquiza y el abogado defensor Guillermo Carrera, le comunicaran el acuerdo de juicio abreviado.

La denuncia

La tarde del martes 27 de abril tres vecinos se hicieron presentes en la seccional 11va. para denunciar que sus mascotas habían sido atacadas el domingo anterior por la noche. Un hombre se acercó armado a la intersección de Pasaje Lassaga y calle Juan María Gutiérrez, de la ciudad de Santa Fe, a bordo de un utilitario Citroën Berlingo, entre las 22.30 y las 23, y efectuó múltiples disparos que hirieron a dos felinos y mataron a tres.

Utilizó un aire comprimido y arremetió “por el solo espíritu de perversidad” contra los gatos, causándole al primero una lesión a la altura de la columna y a segundo la muerte. Luego Eschoyez apuntó contra otros tres animales, propiedad del mismo vecino, asesinando a dos de ellos con disparos a la cabeza y lesionando a un tercero en una de sus patas delanteras.

Tras tomar conocimiento de la denuncia, la fiscal Urquiza, que estaba de turno, ordenó que se realice un allanamiento en una vivienda ubicada sobre Gutiérrez al 3300, en el corazón del barrio Barranquitas. En el interior, la policía encontró un verdadero arsenal.

Se secuestró 1 pistola semi automática calibre 22 marca Bersa con dos cargadores y 20 cartuchos, 1 escopeta doble caño calibre 12 marca Tecnimec, 1 escopeta marca Hatsan calibre 12, 1 escopeta Tat Yuxta calibre 16 y 1 carabina semiautomática calibre 22 largo, 1 carabina semiautomática calibre 17 y otra carabina de repetición calibre 30 junto a 390 cartuchos calibre 22, 19 cartuchos 9 mm, 20 cartuchos de 30 mm, municiones para aire comprimido y 182 cartuchos calibre 12.

Si bien Eschoyez contaba con la autorización correspondiente para poseer estas armas, las mismas estaban en la casa de sus padres, quienes no poseen dicho permiso. Debido a eso fueron identificados por la tenencia ilegítima del armamento. Con la condena, el hombre perdió la habilitación con la que contaba, por lo que se decomisará el armamento. (Rosario 3)